COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Raquel Mendieta, Licenciada en enfermería, es Jefa de Departamento en el Hospital Alvear, institución en la que días atrás se habilitó una Sala de Simulación para que los estudiantes de medicina y enfermería puedan llevar a cabo sus prácticas. Además, Mendieta es docente de la carrera de enfermería en Comodoro desde sus inicios, hace 15 años atrás. ADNSUR conversó con ella sobre la manera en la que será usada dentro de la formación académica en salud que se imparte en la ciudad, entre otros detalles de las carreras sanitarias.

"Esta es la primer sala de simulación de la provincia de Chubut, valoró Mendieta, resaltando que es "algo totalmente necesario para los alumnos y los docentes para realizar las prácticas.

La idea comenzó a gestarse "hace unas tres semanas aproximadamente observando que había un espacio en el hospital Alvear disponible no apto para atención", cuenta, sobre los inicios esta sala de simulación.

La inauguración oficial del lugar se realizó el viernes pasado, y el miércoles 21 la sala recibirá a los primeros estudiantes. "En estas primeras prácticas, los talleres se van a hacer con burbujas de hasta 10 alumnos", detalla.

Menciona que "todos los docentes de todas las materias de la carrera de Medicina y de enfermería tienen a disposición esta sala para poder llevar a sus alumnos", ya que se firmó "un convenio con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco".

Solo para la cátedra de Enfermería del Abuelo y el Anciano, de la que es docente Raquel Mendieta, se inscribieron unos 224 alumnos de segundo año este año. 

"Los talleres de simulación están disponibles para todos los alumnos que sus docentes preparen las clases tanto de primero a quinto año. Está equipada la sala con 3 camas que, el Hospital Alvear puso las instalaciones y recursos materiales. Mientras que la universidad colaboró con equipos de simulación que serán utilizados a modo de pacientes. Y el personal de Enfermería se encargó del armado de toda la estructura", detalla.

"Tienen fantomas, que son los muñecos, que permiten trabajar en situaciones casi reales. Hay torsos, manos y brazos para utilizarlos en punciones en prácticas invasivas y no invasivas. También hay un fantoma de una persona real, inclusive en peso y estatura, y una mamá que está embarazada para simulaciones de situación de los partos", agrega.