RAWSON (ADNSUR) - La fiscalía de Rawson alertó a la comunidad, ante la llegada de las bajas temperaturas y las recomendaciones de quedarse en casa por el coronavirus, que es importante y necesario tener en cuenta algunos consejos sobre el monóxido de carbono, conocido como “el asesino silencioso", para evitar intoxicaciones y hechos lamentables. 

Son conocidos como síntomas de intoxicación más frecuentes el dolor de cabeza, las náuseas y vómitos, mareos, debilidad, cansancio y pérdida del conocimiento.

Es importante tener presente y controlar los artefactos con gasistas matriculados. La llama debería tener un color azul uniforme. Además, no se debe utilizar el horno ni hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente, dejar una puerta o ventana entreabierta siempre, no arrojar al fuego encendido plástico, goma o metales, evitar mantener recipientes con agua sobre la estufa, controlar que los respiradores no estén tapados, apagar brasas y llamas antes de dormir, ventilar la casa al menos una vez al día.

El monóxido de carbono es altamente venenoso y no se puede detectar a través de los sentidos, no tiene olor, no se ve y no produce irritación en los ojos.

El el contexto de la pandemia por COVID-19, hará que el uso de los artefactos de calefacción, agua caliente y cocción sea superior al habitual en todos los hogares.

Cuando un artefacto no combustiona correctamente, los gases quedan en el ambiente y eso es lo que produce la intoxicación.

El monóxido de carbono no permite que el oxígeno se una a la hemoglobina y en consecuencia, el organismo tendrá una menor cantidad de oxígeno disponible para la respiración celular.

La  importancia de tomar medidas de prevención

Nuevamente, se debe verificar que el color de la llama que emite el artefacto a gas sea uniforme y de color azul. Si su tonalidad es anaranjada, indica que funciona en forma defectuosa.

También es necesario revisar periódicamente las instalaciones por un gasista matriculado. Es fundamental ventilar de forma permanente los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias). Lo ideal sería utilizar fuentes de calor de tiro balanceado. En estas la combustión se genera en una cámara estanca (cerrada), es decir, que toma el aire del exterior y libera los gases de combustión afuera, de manera tal que evita la disminución del oxígeno ambiental.

En caso de intoxicación por monóxido de carbono se debe retirar a la persona afectada del ambiente contaminado a un lugar donde pueda respirar aire limpio y fresco, y llamar a la ambulancia de inmediato.

Las intoxicaciones con monóxido de carbono son prevenibles y la forma de hacerlo es teniendo la constancia de hacer revisar los artefactos todos los años. No pensarlo como un gasto, sino como una inversión en seguridad, recomendó la fiscalía de la capital provincial.