Danish Siddiqui era un fotoperiodista indio, que actualmente se desempeñaba en la agencia Reuters. Murió baleado en el sur de Afganistán mientras cubría los enfrentamientos entre talibanes y fuerzas de seguridad afganas cerca de la frontera con Pakistán. Fue ganador del premio Pulitzer.

Siddiqui, de 38 años, y un alto oficial fueron abatidos por el fuego cruzado con los talibanes, informó Reuters, que recibió las informaciones de la parte del ejército del país.

"Danish era un periodista excepcional, un marido y un padre devoto, y un colega muy querido. Nuestros pensamientos van a su familia en este terrible momento", dijeron en un comunicado el presidente de Reuters, Michael Friedenberg, y la directora, Alessandra Galloni .

Asesinaron a tiros en Afganistán a un fotoperiodista que recibió el premio Pulitzer
Asesinaron a tiros en Afganistán a un fotoperiodista que recibió el premio Pulitzer

La agencia está obteniendo "mayores informaciones, en colaboración con las autoridades de la región".

El periodista, de nacionalidad india, estaba "integrado" en las fuerzas afganas desde el comienzo de esta semana, y había referido a su agencia que había sido herido en el brazo por una esquirla mientras seguía los enfrentamientos.

Fue curado y se estaba recuperando, mientras los talibanes se retiraban de los enfrentamientos en Spin Boldak.

Reuters refirió que un comandante afgano bajo anonimato contó que Siddiqui estaba hablando con algunos comerciantes cuando los talibanes atacaron de nuevo.

Siddiqui trabajaba para Reuters desde 2010, y había cubierto las guerras en Afganistán e Irak, las protestas de Hong Kong, los terremotos en Nepal y también la crisis de los refugiados rohingyas, cobertura por la cual en 2018 su equipo ganó el premio Pulitzer al mejor trabajo fotográfico.

Asesinaron a tiros en Afganistán a un fotoperiodista que recibió el premio Pulitzer

El presidente afgano, Ashraf Ghani, expresó su shock por la muerte de Siddiqui y dijo que fue muerto mientras cubría las "atrocidades que están cometiendo los talibanes" en Afganistán, un país letal para los reporteros de todo el mundo, y clasificado en el puesto 122 sobre 180 países en el último Indice de la Libertad de Prensa de la ONG Reporteros sin Fronteras (RSF).

Por su parte Samira Hamidi, activista regional de Amnistía Internacional para Asia Meridional, dijo que "para preservar el derecho fundamental a la libertad de expresión y garantizar el acceso del público a informaciones confiables, los periodistas empeñados en misiones profesionales en áreas de conflicto armado deben estar dotados de mejores medidas de protección de parte de las autoridades"

Según la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) -recordó Amnesty- 65 periodistas y defensores de los derechos humanos murieron desde 2018.

Desde el comienzo de las negociaciones de paz, de septiembre de 2020 a mayo de 2021, murieron 17 defensores de los derechos humanos, incluyendo nueve periodistas.

A medida que continúa la retirada de las tropas de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, que han mantenido una importante presencia militar en Afganistán a lo largo de las dos últimas décadas, los talibanes amplían su ofensiva contra las fuerzas gubernamentales y van conquistando nuevos terrenos.

Con información de ANSA