BUENOS AIRES (ADNSUR) - La dermatóloga Ianina Massimo, presidenta de la Asociación Argentina de Dermatología Pediátrica, destacó que la cuarentena disminuyó considerablemente los casos de bronquiliolitis y otras patologías respiratorias de chicos, también bajó la tasa de contagios de piojos.

"Casi no hay casos de pediculosis por el aislamiento, esto se ve en las guardias pediátricas donde generalmente los chicos concurren por otras patologías y ninguno tiene piojos", advirtió Massimo, médica del Hospital de Niños "Ricardo Gutiérrez".

La especialista hizo años atrás un estudio sobre pediculosis que fue premiado internacionalmente, en el que analizó los hábitos de los piojos. "No saltan ni vuelan" -explicó- "sino que reptan. Los piojos arrastran su panza y se mueven velozmente. Sorprende la velocidad que tienen", dijo.

Al no ir a la escuela, los chicos no tienen contacto corporal, lo que impide que los piojos pasen de cabeza a cabeza.  "El piojo fuera de la cabeza no puede vivir más de 24 horas. Se deshidrata", añadió la dermatóloga, quien advirtió que piojos "hay todo el año, incluso en verano porque los chicos se agrupan en las colonias de vacaciones", asegyuró a Telefe Noticias.