Un hombre que estaba aislado en el cuarto piso de un hotel y decidió armar una soga con sábanas para poder escapar de la cuarentena.

El hecho ocurrió este lunes por la tarde en la ciudad de Perth, en Australia. El hombre arribó allí en un vuelo proveniente de Brisbane y al no cumplir con los requisitos sanitarios, la policía fronteriza lo obligó a volver, pero mientras salía un nuevo vuelo debía quedarse aislado en un hotel. Sin embargo, el sujeto escapó del lugar.

Según detalló la policía de Australia Occidental en su cuenta de Facebook, el hombre llegó alrededor de las 4.15 pm del lunes. No había completado un pase obligatorio para entrar al país antes de la llegada, así que se completó un pase manual. Sin embargo, la inscripción fue rechazada porque no entraba dentro de ninguna categoría de exención a las restricciones vigentes para Queensland y se le dio la orden para abandonar el lugar en 48 horas.

Si bien no tenía que volverse inmediatamente, tampoco podía vagar libremente por la ciudad, sino que fue dirigido a una cuarentena temporal durante la noche en el hotel Rivervale. 

Fue minutos antes de la una de la mañana de este martes que se dieron cuenta que salió por una ventana de la habitación, que estaba en el cuarto piso, usando una cuerda hecha atando sábanas y huyó del área.

Inmediatamente la policía inició una búsqueda por el área. “Los oficiales de seguridad ubicaron al hombre a las 8.55 am. en Beaufort Street cerca de la segunda avenida en el monte. El individuo devolvió un resultado negativo de prueba para COVID-19”, confirmaron los oficiales.

El hombre, de 39 años, estaba en la otra punta de la ciudad y fue hallado alrededor de ocho horas después de su fuga. “Fue acusado bajo las disposiciones de la Ley de Gestión de Emergencia, de: Falta de cumplimiento de una dirección y proporcionar información falsa / engañosa. Él debe comparecer ante el Tribunal de Magistrados de Perth”, agregaron en el comunicado.

Fuente: Crónica