Esta semana, el Gobierno Nacional definirá los nuevos protocolos basados en el semáforo epidemiológico que contempla el DNU con las restricciones a la circulación que prorrogó el presidente Alberto Fernández hasta el 24 de junio.

Los protocolos serán diseñados en acuerdo con gobernadores e intendentes de distintas provincias y centros de turismo de invierno, en base a los "semáforos epidemiológicos".

Estará prohibido el turismo en zonas que por la cantidad de contagios diarios y el grado de ocupación de camas de terapia intensiva por Covid-19 se ubiquen dentro de los parámetros de alto riesgo o alarma epidemiológica, es decir, que tengan más de 500 casos diarios en los últimos 14 días.

Para el Gobierno, las vacaciones de verano fueron un gran antecedente: se movilizaron más de 15 millones de argentinos y argentinas.

"Esto nos demuestra que turismo cuidado se puede hacer", aseguró el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens. Además, señaló que "nos tenemos que poner de acuerdo con la oposición en un plan a 10 años que nos permita crecer".

En Casa Rosada piensan en la reactivación paulatina del turismo a medida que se alcance la inmunidad de rebaño, porque lo consideran una fuente de ingresos de divisas que podría ayudar a resolver el problema histórico de restricción externa, de generación de dólares.

"Ese problema lo podemos resolver con más turismo. Una vez que podamos poner en marcha el turismo, una vez que podamos abrir las fronteras, una vez que tengamos una enorme cantidad de población vacunada, nosotros vamos a poder tener un turismo receptivo que va a ser muy importante para la economía argentina", sostuvo Lammens en diálogo con A24.