Argentina recibió 69.188.425 dosis de vacunas contra el covid-19 en los últimos 9 meses, de las cuales devolvió 1,3 millones de dosis de Sputnik V a Rusia por no están aptas para su aplicación. El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) había solicitado al Estado nacional el recupero de las vacunas en su componente 2, arribadas al país los días 12 y 17 de septiembre.

Así se lo notificó el organismo ruso al Ministerio de Salud de la Nación mediante nota formal el 23 de septiembre, requerimiento fundado en la necesidad de cambiar el etiquetado y rotulado del envase secundario de las dosis recibidas, según refiere el proveedor.

Cabe destacar que, al momento de recibir la notificación, la totalidad del 1.311.755 millón de dosis de los embarques involucrados se encontraban en el depósito del Operador Logístico (Andreani) separadas en una especie de “cuarentena” o “pendiente”, como ocurre con todas las vacunas que ingresan al país hasta la aprobación final para su distribución y uso. Para esto se necesita completar la documentación del país de origen y su posterior evaluación de la ANMAT, por lo que en ningún momento se encontraron en estado de “disponible para su distribución y uso”, esto significa que el embarque permaneció siempre en el depósito central no habiendo sido enviado a ninguna jurisdicción.

Esas dosis habían llegado al país luego del viaje que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, hizo a Moscú junto a la asesora presidencial Cecilia Nicolini en agosto último, que permitió el arribo de más vacunas del componente 2 adquiridas a Gamaleya de manera directa por el Estado Nacional; y a la vez destrabó el material primario para su fraccionamiento y distribución del productor local, laboratorios Richmond.

Los ministros y ministras de salud de las 23 provincias y de la Ciudad de Buenos Aires estaban al tanto de la situación, ya que en el marco del acceso oportuno a la información pública, se los notificó de esta situación mediante el comunicado emitido el lunes 27 tras la reunión de CoFeSa (El Consejo Federal de Salud), el Ministerio de Salud puntualizó: “La última semana Argentina recibió 160.290 dosis de Pfizer, 842.400 dosis de Astrazeneca donadas por España a través del Mecanismo Covax, 3.072.000 dosis de Sinopharm, 183.625 dosis de Sputnik-V componente 2 de Richmond, 714.400 dosis de Sputnik-V componente 1,350.000 dosis de Sputnik- V componente 2, 600 litros del antígeno del componente 2 que arribaron procedentes de la Federación Rusa y, por último, 200.000 dosis de la vacuna de Cansino arribadas ayer. En ese marco, precisó que las vacunas Sputnik-V y el antígeno recibidos para la producción local de la vacuna, reemplazarán a 1.311.755 de dosis solicitadas para su recupero por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF)”

Resulta importante subrayar que el recupero de las vacunas es una práctica prevista en las operaciones logísticas farmacéuticas, puede deberse a múltiples causas y cuenta con procedimientos estandarizados para llevarse a cabo. Se destaca que, de los 30 embarques recibidos desde la Federación Rusa en el país, esta es la primera oportunidad en que se presenta una situación como la descripta.

Por último, se informó que las dosis cuyo reemplazo ha solicitado RDIF no serán abonadas por el Ministerio de Salud, y los costos logísticos incurridos en almacenamiento, preparación y traslados aéreos serán asumidos por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) según lo previsto en el contrato de suministro, no teniendo ningún impacto económico para nuestro país. Las dosis corresponde a las 1.116.010 dosis de Sputnik V que arribaron al país en el vuelo AR1065 el día 12/09/2021 y las 195.745 dosis de Sputnik V que llegaron en el vuelo QR8157 el día 17/09/2021 y que estaban almacenadas en las cámaras de frío a -18 grados C en la planta que la empresa de servicios logísticos Andreani posee en Villa de Mayo, partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Fuente: Infobae