El primer jueves de noviembre es el “Día internacional contra la violencia y el acoso en la escuela, incluido el ciberacoso”, definido por la Estados Miembros de la UNESCO. Los datos que resultan del informe difundido por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH–UNESCO) definen que Argentina es el segundo país con más delitos por ciberacoso en América Latina.

Dos de cada cuatro casos de maltrato escolar o bullying se manifiestan a través de plataformas digitales. Durante la cuarentena más estricta se dio un acceso masivo a los diversos dispositivos con conexión a internet, que expuso a más niños y jóvenes a este flagelo.

En ese marco, el CIPDH elaboró un informe general sobre la incidencia del cyberbullying en toda la región, segmentado directamente sobre la población afectada: niños y adolescentes de América Latina.

Fernanda Gil Lozano, Directora Ejecutiva del Centro de Internacional de Promoción de los DDHH - UNESCO.
Fernanda Gil Lozano, Directora Ejecutiva del Centro de Internacional de Promoción de los DDHH - UNESCO.

Los datos se recabaron durante 1 de septiembre y el 1 de octubre, además se incluyeron estadísticas oficiales del Ministerio de Justicia de La Nación, sobre delitos informáticos en todo el país y entrecruza datos de organismos nacionales e internacionales de lucha contra el acoso virtual. Del estudio se desprende que Argentina ocupa el segundo lugar de América Latina, sólo por detrás de México, seguida por Honduras, Costa Rica y Chile. En tanto, Brasil ocupa el sexto puesto, Perú el séptimo y Uruguay el octavo lugar entre los países más afectados durante el último año.

Fernanda Gil Lozano, Directora Ejecutiva del CIPDH señaló que “en lo que va del año, ya se registraron alrededor de 6.000 denuncias por ciberacoso, con un promedio de 25 causas judiciales abiertas por día a lo largo y a lo ancho del país”. Desde 2012, la cifra asciende a casi 30.000 casos denunciados. Es decir que los casos de ciberacoso se incrementaron casi un 50% durante los últimos 18 meses.

EL BULLYING EN EL MUNDO DIGITAL

A fines de 2019, uno de cada cuatro casos de acoso escolar - o bullying - se manifestaba a través de plataformas digitales, pero, actualmente, la proporción se ubica en dos de cada cuatro. Los números también aumentan con la edad: a partir de los 12 años, el 54,5% de los casos de bullying son por vía digital.

Durante 2021 ya se registraron alrededor de 6.000 denuncias por ciberacoso, 25 causas judiciales abiertas por día.
Durante 2021 ya se registraron alrededor de 6.000 denuncias por ciberacoso, 25 causas judiciales abiertas por día.

Los escenarios para el bullying cambian y también sus victimas, el informe expone que el 80% de las víctimas de bullying virtual son niñas, a diferencia de lo que ocurre con el bullying presencial, en donde el 60 % se corresponde con los varones.

Los celulares – o los smartphones – son los dispositivos más utilizados, en un 74,3 % de los casos la aplicación que se utiliza es WhatsApp. Las demás como Instagram, Facebook, Twitter, Zoom y Telegram se reparten, en ese orden, el 25,7 % restante. El relevamiento del organismo de derechos humanos destaca que “el 90 % de las víctimas reconocen que el asedio se da de manera cotidiana y que el hostigamiento, casi siempre, se perpetua durante varios meses” y agrega que “el 60 % de los hechos no son denunciados en tiempo y forma por vergüenza o por falta de información”.

Otro dato saliente indica que “el 86,7 % de los casos se corresponden con grooming y pornografía infantil, perpetrados por pedófilos que aprovechan la tecnología para establecer contacto con menores desde perfiles o cuentas falsas”.

ESTAR ALERTA

Fernanda Gil Lozano, Directora Ejecutiva del Centro de Internacional de Promoción de los DDHH en comunicación con ADNSUR resaltó que la tarea de UNESCO es alertar e informar lo que está sucediendo. “Los padres tenemos que ser más conscientes de lo que significa entregarle un teléfono móvil a un niño o adolescente, tenemos que dejar de pensar que ellos saben todo, porque no es así” indicó.

Argentina es el segundo país con más delitos por Ciberacoso infantil

Aunque el acceso a Internet proporciona oportunidades de comunicación y aprendizaje, también expone cada vez más a los niños y jóvenes a la violencia en línea. Según la UNESCO, es fundamental “sensibilizar a las personas a escala mundial acerca del problema de la violencia en línea y el ciberacoso, sus consecuencias y la necesidad de ponerles fin”.

En congruencia con esa postura global, Fernanda Gil Lozano expresó que “si bien es fundamental el rol de los padres para luchar contra estos delitos” explicó también que, “el sistema educativo tiene una misión fundamental ante esta problemática, con la obligación de abordar las cuestiones de seguridad en Internet, de ciudadanía digital y de utilización de tecnologías”.

La presencialidad en las escuelas genera que los chicos puedan desarrollar actividades en las aulas, como sucedía pre pandemia, pero los dispositivos y plataformas virtuales quedarán en las aulas, por lo que la prevención hacia las futuras víctimas de acoso debe ser urgente.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!