BUENOS AIRES (ADNSUR) - El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Roberto Salvarezza, anunció en las últimas horas que la Argentina desarrollará una vacuna “en base al uso de una proteína recombinante”.

La investigación está a cargo del Conicet, la Universidad del Litoral y la Universidad de San Martín y se inició a mediados del año.  Supone una estrategia innovadora que consiste “en inocular una proteína para que el cuerpo humano produzca los anticuerpos”, según adelantó el ministro. 

“No se trata de dar un virus ni el material genético sino que es una proteína que recubre al virus para que directamente nuestro cuerpo genere anticuerpos“, detalló Salvarezza en declaraciones radiales. Además, el funcionario indicó que el fármaco “está en fase 3”, detalló.

La  bióloga Julia Cassarato, investigadora del Conicet en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad de San Martín (Unsam) ya había adelantado meses atrás, que el proyecto apuntaba “a la elaboración de una vacuna sobre la base de proteínas recombinantes”. “Nosotros vamos a desarrollar una sobre la base de proteínas del virus puras, hechas en el laboratorio, porque son mucho más seguras que las que utilizan el virus completo”.

Y había explicado que una vez que estas proteínas puras ingresan al organismo, las células no se infectan pero el sistema inmunológico reconoce la presencia del antígeno y genera una respuesta que permitirá, a futuro, defenderse en caso de que se encuentre con el virus real.