CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- El nuevo billete de $5000 está en proceso y el Banco Central está encaminado para su realización. Ya se compraron el papel y las tintas, donde el Estado invirtió alrededor de nueve millones de dólares. Cada unidad costará aproximadamente $6 pesos.

Esta idea se planteó el jueves 16 de abril, cuando el directorio del Banco Central aprobó la creación del nuevo billete de $5000 a través de la resolución 158. Al día siguiente, la entidad le envió instrucciones a Casa de Moneda, para que le pase un presupuesto y ponga en marcha los trámites con vistas a la provisión de los insumos necesarios.

La nota del Banco Central establecía las características del nuevo billete sanitarista, fundacional y peronista. Tendrá en el frente las imágenes de Ramón Carrillo, el primer ministro de Salud de Juan Perón, acompañado por Cecilia Grierson, la primera médica argentina. En el reverso se recorta la figura del Instituto Malbrán, según informó La Nación.

El Banco Central también especificó las fechas de entrega: deben llegar 20 millones de billetes en junio, 60 millones en julio, la misma cantidad en agosto y otros 60 millones en septiembre.

Luego, la entidad monetaria definirá si lo pone en la calle y contradice al Presidente Alberto Fernández, quien días atrás descartó la fabricación de un nuevo billete de $5000. "Fue una idea que circuló, pero no lo vamos a hacer", mencionó.

El pasado 23 de abril, según documentos que observó La Nación, se redactó la resolución 173 del Banco Central. Allí se aprobó la contratación de Casa de Moneda y el encargo de 200.000 millares de billetes. A pesar de ser una suma muy elevada, hay que tener en cuenta que el BCRA no tiene necesidad de utilizarlos a todos. De hecho, es común que se reserve un stock de billetes para ciertas ocasiones. Es la idea que prevalece hoy.