A cuatro años del hundimiento del ARA San Juan, Fabiana Lescano, madre de Alejandro Tagliapietra, María Tolaba, hermana de Aníbal Tolaba, junto a la comunidad portuaria, el personal de las Fuerzas Armadas y funcionarios públicos de Comodoro,  se reunieron para presenciar una misa en memoria de los 44 tripulantes del submarino que perdieron la vida y por cuya tragedia se inició una causa que busca establecer las responsabilidades del hecho. 

"No nos olvidamos de ellos, siempre están en nuestros corazones, y en cada actividad diaria que hacemos, que no era ni más ni menos que lo que ellos hacían, es por ello que la Armada Argentina en distintos destinos a lo largo y ancho de la Argentina ha decidido hacer un interludio en las actividades diarias, a fines de oficializar una misa de campaña para honrar a esos marinos, es por ello que nos encontramos en este destacamento naval", expresó el Jefe de Destacamento Naval Capitán de Corbeta Cesareo Tomás Leiva-

A la izquierda, Fabiana Lescano, mamá de Alejandro Tagliapietra. A la derecha, Maris Tolaba, hermana de Aníbal.
A la izquierda, Fabiana Lescano, mamá de Alejandro Tagliapietra. A la derecha, Maris Tolaba, hermana de Aníbal.

En 2017, el puerto de Comodoro Rivadavia se convirtió en el teatro de operaciones de la búsqueda del ARA San Juan desde el 15 de noviembre, cuando se conoció la desaparición del submarino con 44 tripulantes a bordo.

Fabiana Lescano, madre de Alejandro Tagliapietra, presenció la misa y vino a Comodoro especialmente para este encuentro, "estoy muy emocionada y no dejo de agradecer a todas las personas que estuvieron, es en Comodoro donde ellos están más cerca, viajé en colectivo llorando 400 kilómetros desde Puerto Madryn que es la escala que hice" y agregó "desde Buenos Aires lo veía con mucho dolor. Vine acá porque es una manera de agradecer y estar con mi hijo", expresó visiblemente sensibilizada ante el recuerdo del marino Alejandro.

"Mi hijo siempre me protegió al no contarme, sé que en Ushuaia tuvo algunos pormenores pero me decía 'tranquila mamá', yo sufría, tenía miedos como mamá. No tenemos donde llorarlo, y eso es bastante duro para alguien que tiene fe, es angustiante. Venir acá a Comodoro duele en el alma pero a la vez nos hace más fuertes", aseguró Lescano.

Por su parte, Favio Cambareri, director del puerto de la ciudad, recordó que en aquella fecha había un feriado largo y explicó que en aquel día "comenzó un plan de salvamento en donde se vivió una operación internacional, con una delegación de Estados Unidos muy numerosa, dos aviones Galaxys y un trabajo en donde se sumaron empresas privadas y oficiales de la armada, hasta desde Rusia" y manifestó que "hoy es considerado el operativo de salvamento más grande de la historia mundial" de las últimas décadas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!