La ordenanza para el control de la superpoblación canina en Comodoro Rivadavia fue aprobada el jueves por la noche en lo general, pero se pasó a un cuarto intermedio cuando se votaba cada artículo en particular, ya que la sesión había comenzado poco antes de las 19 horas y se extendió hasta la media noche. De este modo, el proyecto que impulsaba el Frente De Todos quedó aprobado por una mayoría de 7 votos a favor y 4 en contra.

La extensión del debate legislativo no tuvo que ver sólo con la ordenanza canina, que comenzó a tratarse cerca de las 21 horas, sino con los temas discutidos en forma previa, que incluyeron una ampliación presupuestaria por 225 millones de pesos y un debate por el proyecto que, a nivel nacional, impulsa Martín Lousteau para modificar el sistema de indemnizaciones por despido.

La discusión por la normativa canina se dio a partir de los dos proyectos existentes, que motivaron sendos dictámenes por minoría y mayoría, tal como había anticipado ADNSUR en las últimas semanas. El Frente de Todos aprobó su proyecto por una mayoría de 7 votos (hubo una ausencia), por lo que los perros de la vía pública serán castrados, vacunados y desparasitados, pero luego devueltos al mismo lugar en que fueron hallados en la calle.

De este modo, queda prohibido el servicio de perreras y se cierra el dispensario canino creado en el año 2004, más allá de que tampoco estaba en funcionamiento. El oficialismo sostuvo su fundamentación en base a la consulta con ONGs y distintos especialistas dedicados al tema, citando como ejemplo otras ciudades que aplicaron un programa similar y lograr reducir la población de perros en un plazo de 5 años.

La oposición insistió en su proyecto para que se habilitara un sistema de albergues temporales para sacar a los animales de la vía pública, en base  también a trabajos que reflejan el alto grado de contaminación con parásitos –entre los que se cuenta la Tenia, causante de hidatidosis- en varios barrios de la ciudad.

El punto de acuerdo estuvo en la decisión de incrementar la cantidad de castraciones diarias, para lo cual el municipio se hará cargo de los costos y creará un centro especializado en esa función.

Luego de la discusión por la votación en general, se inició  el tratamiento de cada artículo en particular, por lo que pasada la medianoche la concejal Zafirio mocionó un cuarto intermedio, que fue aprobado hasta hoy a las 18 horas.