ESTADOS UNIDOS - Un niño de 6 años utilizaba el iPad de sus padres para jugar al Sonic Force. Lo que no se dieron cuenta, es que gastó más de u$s16 mil en comprar cientos de anillos de oro virtuales, dinero que Apple se negó a reembolsarle.

El hecho ocurrió en Connecticut, Estados Unidos. Según cuenta New York Post, el pequeño George gastó u$s16.293 para comprar anillos virtuales y darle habilidades especiales al personaje.

La madre de George creyó que se trataba de un fraude o un error que se repetía todos los meses. Sin embargo, desde el banco le aseguraron que los gastos eran legítimos y que debía abonarlos.

La forma en la que estaban agrupados los gastos, no permitían saber que venían del videojuego. Sin embargo, en un resumen uno de ellos apareció con el logo de Sonic al lado.

Una vez que la madre descubrió esto, le solicitó a Apple que le devolviera el dinero gastado por su hijo. Sin embargo, desde la empresa rechazaron reembolsarle el dinero ya que no lo reclamó dentro de los 60 días posteriores a los gastos.

Por otro lado, le dijeron que existen varias herramientas para evitar que su hijo realice ese tipo de gastos con el iPad y que no se pueden hacer responsables por lo que había sucedido.

“Obviamente si hubiera sabido que había un escenario para eso, no habría permitido que mi hijo de seis años acumulara casi 20.000 dólares en cargos por anillos de oro virtuales. Estos juegos están diseñados para ser completamente depredadores y hacer que los niños compren cosas. ¿Qué adulto gastaría 100 dólares en un cofre de monedas de oro virtuales?”, aseguró Jessica, la madre del menor.

Luego, comentó que habló con el pequeño George sobre lo sucedido, quien le dijo que no sabía que el dinero era real: “¿Cómo podría saberlo? Está jugando en un entorno de dibujos animados, en un mundo que se sabe que no es real. ¿Por qué el dinero sería real para él?”.