TAILANDIA - Un cachorro de pastor alemán fue arrojado al pie de las vías del tren en Tailandia. Estaba paralizado y con signos de evidente maltrato. Unos granjeros de la zona alertaron a un rescatista quien acudió inmediatamente al lugar y se encontró con una escena atroz: lo habían apedreado hasta el cansancio y después lo "tiraron" como algo inservible. 

Tran Thế quiso ir de a poco, ganándose su confianza. Cuando se acercó a acariciarlo al borde del camino, el cachorrito estaba lleno de dolor. Era incapaz de moverse y rodó hacia la cuneta quedando boca arriba, asustado, en una escena absolutamente desgarradora.

El joven lo tomó en brazos con cuidado y amor y lo puso en un canasto. Lo llevó a su casa, donde atiende a los perritos rescatados y con la ayuda de otro rescatista empezaron a revisarlo detenidamente.

Apedrearon a un perrito y lo arrojaron a las vías del tren: un rescatista lo salvó

Descubrieron que tenía una patita rota y muchos golpes que lo estaban haciendo sufrir. Tran le curó sus heridas y su pata rota, lo bañó, lo alimentó y lo cuidó. Y descubrió que el perrito es un cachorro dulce y tierno que necesita mucho amor.

Al ver que era un caso en el que una mano monstruosa estuvo detrás, Tran quiso grabar cada instante del impactante rescate para que quedara constancia del brutal hecho.