La empresa australiana Fortescue Future Industries (FFI), anunció este lunes que invertirá más de 8 mil millones de dólares en la Argentina para producir hidrógeno verde desde Río Negro.

El anuncio fue formulado por directivos de la compañía ante el presidente Alberto Fernández, durante la reciente reunión en Glasgow, Escocia, en la cumbre por el Cambio Climático. Según detalló la agencia oficial Telam, de la reunión con el mandatario nacional participaron el titular de Fortescue, Andrew Forrest; la CEO de la firma, Julie Shuttleworth, y el titular de la compañía para la Región Latinoamérica, el ex rugbier y ex “representante de negocios de Chubut” en Francia, Agustín Pichot.

Tweet de Matías Kulfas

Según el anuncio oficial, la capacidad de producción será de 2,2 millones de toneladas anuales de hidrógeno verde, equivalente al 10 por ciento de la energía eléctrica consumida por Alemania.

“El hidrógeno verde es uno de los combustibles del futuro y llena de orgullo que sea la Argentina uno de los países que esté a la vanguardia de la transición” energética, tras darse a conocer la inversión de US$ 8.400 millones para producir ese combustible.

“En poco tiempo nuestro país podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales de este combustible que va a permitir reducir drásticamente las emisiones de carbono en el mundo”, dijo el jefe del Estado tras reunirse con los directivos de la empresa australiana Fortescue.

Qué es el hidrógeno verde

La denominación de hidrógeno verde refiere a la separación de los componentes del agua (hidrógeno y oxígeno) a partir de un proceso de electrólisis mediante el uso de fuentes de energía renovable, que en este caso sería a partir del emplazamiento de parques eólicos, utilizando además agua de mar desalinizada. ADNSUR informó en esta entrevista con la ingeniera Glenis Pons, consultora energética, sobre el alto potencial de la región para producir este tipo de energía en la cuenca San Jorge.

En el proyecto que se comenzó a evaluar para Río Negro, los primeros informes dan cuenta de una planta para producir hidrógeno y exportarlo en forma de amoníaco. Para esto apunta a instalar tres parques eólicos, con una capacidad de generación de 2.000 MW, según informó el sitio especializado Desarrollo Energético.

La iniciativa se complementa además con la instalación de una zona franca en la provincia de Río Negro, lo que facilitará el otorgamiento de exenciones impositivas a las empresas que se radiquen allí para brindar y complementar servicios.

El antecedente impositivo de Puerto Madryn

El proyecto fue anunciado con entusiasmo por el gobierno nacional, mientras que fue recibido con ecepticismo por otros sectores. El economista Julián Rojo, que integra el Instituto de la Energía General Mosconi, mostró dudas en su cuenta de twitter, trayendo un antecedente negativo originado en Puerto Madryn:

“Acá se está dando por hecho que se van a invertir USD 7.000 millones en hidrógeno. En Argentina –expresó Rojo-. Con 1700 puntos de riesgo país y con antecedentes de cobrar un impuesto al viento ampliando el ejido urbano. Si es todo financiamiento privado lo destacable es que asuma el riesgo!”.

Tweet de Julián Rojo

La mención toca de lleno al municipio que conduce Gustavo Sastre, que precisamente ha impulsado un canon municipal por el uso del recurso eólico en su zona de influencia, para lo que ha ampliado previamente el alcance del ejido urbano, a fin de poder gravar a los parques eólicos en su área de influencia.

Otros anuncios recientes también hablan de un fuerte interés del gobierno nacional por impulsar el hidrógeno: semanas atrás se habló del impulso que dará la empresa estatal nacional IEASA (Integración Energética Argentina Sociedad Anónima, ex ENARSA) para desarrollar un proyecto junto con el instituto alemán Fraunhofer, a instalarse en la ciudad de Bahía Blanca. En ese caso se apunta también a la exportación de amoníaco a Japón y Europa.

Curiosamente, hasta ahora no se plantean radicaciones de este tipo en Chubut y Santa Cruz, que cuentan con los mejores rendimientos de vientos para la generación de energía eólica y disponen también del litoral atlántico para la desalinización de agua marina.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!