RAWSON (ADNSUR) -  En apenas una semana, el gobierno provincial logró desembolsar 9500 millones de pesos para pagar un sueldo al sector educativo, el medio aguinaldo de diciembre y una masa salarial completa a los estatales. El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, señaló este miércoles que esto se logró por una decisión política e conjunto con el gobierno nacional, que a través de la Anses, salió a tomar Letras del programa que tiene Chubut, por una suma de $ 4100 millones la semana pasada. De este modo, "se cambió de acreedor y en vez de deberle a los empleados, ahora le debemos a la Nación, pero el objetivo era empezar las clases".

En una entrevista con el programa "Sin Hilo" que se emite por Canal 12, el titular de Hacienda destacó que el achique del déficit de logró en gran parte por el éxito de la renegociación de la deuda lograda en noviembre, que redujo el desfasaje entre ingresos y egresos en $ 1000 millones. Y destacó la suba de la recaudación por regalías con el barril a 60 dólares y por la suba de la Coparticipación Federal y de impuestos provinciales.

En diálogo con el canal 12, el ministro de Economía explicó “el pago se hizo con un trabajo de gestión que llevó varios meses con el objetivo de regularizar la deuda con los empleados públicos. Esta ‘ingeniería’ tiene que ver con gestiones junto con el gobierno nacional, con otros organismos y proyectos financieros. La prioridad fundamental era el comienzo de clases y acompañando este objetivo logramos fondos para poder pagar la semana pasada y ya anunciamos que el viernes cumpliremos con los activos y los pasivos”.

“La Nación hizo un acompañamiento muy fuerte a través del ministro Nicolás Trotta pero la provincia lidera esta estructura. Hubo diferentes instrumentos de la provincia que incluyeron fondos de 4100 millones de pesos. Hicimos una gestión a través de la ANSES para captar ‘dinero fresco’ y –de esa manera- solventar la erogación para garantizar el comienzo de las clases. La provincia tiene una autorización que nos permite tomar las Letras a mediano plazo para conseguir los fondos y cambiamos el nombre del acreedor. Ahora el acreedor va a ser la Nación. Hubo un trabajo con Infraestructura y Salud para que se cumplan los protocolos y garantizar el inicio de las clases”, detalló.

Existía un compromiso pendiente con los empleados públicos y pudimos gestionar un instrumento a través de la Nación para contar con el dinero suficiente para regularizar la deuda salarial”, completó.