COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista ) -  El ministro de Economía de Chubut, Oscar Antonena, precisó que el objetivo de pagar una masa salarial completa en noviembre, sin escalonamiento, dependerá de la autorización para la obtención de fondos a través del Fondo Fiduciario, sumado a la colocación de letras por 50 millones de dólares. Ello no implicará la cancelación de toda la deuda salarial acumulada ni el medio aguinaldo de junio, de cuya forma de pago no hay todavía precisiones.  

“Lo primero que anunció el gobernador es que el viernes se va a hacer el pago del tercer rango correspondiente a julio y luego martes, de ser posible con anticipo de coparticipación por 500 millones de pesos, se va a afrontar el rango 4”, enfatizó Antonena, ante la consulta de qué implicaba el anuncio del gobernador, quien dijo que “en noviembre saldremos del pago escalonado”.

En diálogo con Actualidad 2.0, el titular de Economía añadió que “la semana próxima” (el gobernador indicó que será el viernes 16 de octubre) se afrontará el pago de los rangos 1,2 y todo el sector salud, de los haberes correspondientes a agosto.

“Luego, en función de los ingresos y el acuerdo con el Fondo Fiduciario (por el que llegarán partidas de 2.000, 1.500 y 1.500 millones en los meses de octubre, noviembre y diciembre), sumado a otras medidas como el dólar linked, en la que estamos trabajando, la idea es integrar el pago en el mes de noviembre –añadió el ministro-. Esas son las expectativas”.

Ante la consulta de qué concepto salarial se cancelará en noviembre, respondió: “Será una masa salarial, no tenemos la fecha y dependemos de las medidas que detalló el gobernador. En noviembre se proyecta el pago (de una masa salarial) pero no tenemos la fecha. Lo más importante es que para salir de la circunstancia crítica actual, hemos recibido el Fondo Fiduciario por las gestiones que se hicieron ante Nación; con eso, sumado a recursos propios, iremos ajustando los pagos hacia delante”.

Según expresó Antonena, el gobierno proyecta que mediante esos ingresos adicionales, más una mejora en la recaudación propia, las cuentas públicas permitan pagar hacia delante los 5.200 millones de pesos por mes que implica la erogación salarial.

“Creemos que con una mejora en coparticipación, que se produce a partir de los anticipos de ganancias y la mejora en la recaudación de impuestos propios, a través del trabajo que está haciendo la Dirección de Rentas, podremos estabilizar los compromisos salariales”, afirmó el ministro.

 Sin embargo, no dio precisiones sobre la deuda salarial acumulada. Bajo el supuesto de que el gobierno pueda pagar en noviembre la masa salarial completa de septiembre, debería terminar de pagar antes el mes de agosto, además del medio aguinaldo de junio y los salarios de octubre.

“El tema de la deuda se evaluará con los sectores sindicales, como dijo el gobernador es algo que está a resolver”, indicó Antonena. Al preguntársele si está en análisis la posibilidad de cancelar esa deuda mediante el uso de títulos públicos, respondió: “El reconocimiento de deuda está en diferentes áreas, siempre estuvo en agenda del gobernador dar cumplimiento a ese tipo de compromiso. Es una obligación que tiene el Estado y en su momento hará el gobernador el anuncio que corresponda”.

También enfatizó que con la reducción de cargos políticos, que se hará en cada una de las áreas del gobierno, se podrá obtener un ahorro de 50 millones de pesos por mes, en tanto señaló que en su área de Economía ese reordenamiento implica un ahorro de entre 8 y 9 millones de pesos mensuales.

Deuda: “Esperamos poder anunciar algo lo antes posible”

Sobre la renegociación de la deuda externa provincial, por la que debe afrontar un vencimiento de 40 millones de dólares este mes, respondió: “Estamos en un proceso de reperfilamiento, con acuerdos de confidencialidad, pero podemos decir que estamos en pleno proceso de discusión. Tenemos expectativas de que lo antes posible podamos anunciar algo en torno a esa temática”.

Al preguntársele si hay una decisión política para realizar una auditoría de la deuda y verificar en qué se gastaron los mil millones de dólares que debe pagar la provincia a través de las regalías que se colocaron como garantía, afirmó: “Más allá de la decisión política, existen organismos de contralor que tienen que ver con la regularidad del Estado, está la contaduría y tribunal de cuentas, tenemos los organismos que tienen la responsabilidad de verificar los actos del gobierno, son los veedores y los que controlan el uso de todos los bonos”.

Consultado si él podría precisar en qué se gastaron los 650 millones de dólares del BOCADE, respondió: “No es pertinencia del Ministerio de Economía ser contralor de endeudamiento, el ministerio tiene un área de crédito público que es el que gestiona las herramientas para que el Estado revise y ejecute sus presupuestos en función del endeudamiento. Economía genera la herramienta en función de lo que la ley autoriza y luego los organismos de contralor son los que tienen que revisar las cuentas públicas, pero no es economía la que debe controlar. Hay toda una estructura de legalidad para eso. Sería demasiado ambicioso pensar que yo puedo saberlo. Lo que sí puedo decir es que el BOCADE se usó una parte para cubrir deuda, otra para asistir a los municipios y otra parte para obras. Hay diferentes organismos para que esto ocurra, si no es eficiente hay mecanismos para revisarlo”.