Antonella Risso recuerda que cuando era chica miraba documentales y leía National Geographic. Era tan fanática de la revista que incluso sus padres a los 12 años la suscribieron. Le interesaban todos los temas, pero lejos estaba de pensar que algún día haría algo relacionado a las problemáticas que tocaba esa publicación, y fue recién en la secundaría cuando se dio cuenta que en el medioambiente había algo que le llamaba la atención.

Antonella recuerda ese día como si fuera hoy.  La docente suplente les habló del efecto invernadero y a ella le encantó. Quizás por eso, cuando terminó de estudiar en el Colegio Santo Domingo Savio, donde hizo la primaria y la secundaria, decidió estudiar en Buenos Aires Gestión Ambiental, luego de haber hecho el CBC de Medicina. Es que como dice, en aquellos años, (2001 - 2002) cuando se pensaba en esa carrera “mucha gente todavía se preguntaba de qué vas a trabajar”.

Antonella (izquierda en la foto) por estos días participa de la Cumbre COP26, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se realiza en Glasgow. La comodorense es gerenta técnica internacional para el cambio climático de la ONG internacional Salud sin Daño, dedicada a trabajar temas ambientales relacionados a salud. Allí, el equipo presenta dos iniciativas buscando que cada vez más países se comprometan a lograr emisiones cero en sus sistemas de salud.

Desde Escocia, ella le contó a ADNSUR de qué se tratan estos proyectos. “Nosotros tenemos dos iniciativas. Este año estuvimos buscando sistemas de salud que se empiecen a comprometer con emisiones cero porque hasta el año pasado el único sistema que estaba comprometido era el sistema de salud británico. Eso lo presentamos con los champions el jueves, y el martes se presentará una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, la presidencia de la COPS que es el Reino Unido y Salud sin Daño, donde se espera que los estados nacionales también se comprometan a llevar a su sistema de salud la capacidad de adaptarse al cambio climático, y de los mayores emisores el compromiso de su sistema de salud de emisiones cero netas, porque el sector de la salud representa el 4.4% de las emisiones globales”.

Antonella junto María Neira, directora de Ambiente y Salud de  la OMS; Andrea Hurtado, responsable de Clima para América Latina de Salud sin Daño; Jenni Miller, directora ejecutiva de la Global Climate.
Antonella junto María Neira, directora de Ambiente y Salud de la OMS; Andrea Hurtado, responsable de Clima para América Latina de Salud sin Daño; Jenni Miller, directora ejecutiva de la Global Climate.

Antonella asegura que el sistema de suministros es una de las cosas que hay que cambiar. Por esa razón, se lanzó una iniciativa para que todo compromiso de salud incluya la cadena de emisiones del suministro y para que se comprometan los países. 

Respecto al avance de estas gestiones, indicó que “ya hay más de 40 países que firmaron y Argentina es uno de ellos”. Ahora el próximo paso es financiarlo y por otro lado ofrecer capacitaciones para poder adaptar el sistema; desde pensar que características tiene que tener un hospital nuevo y todo lo demás. 

Antonella Risso, la comodorense que participa de la Cumbre COP26 de Glasgow

EL INICIO DE TODO

Por supuesto para llegar a este presente, Antonella recorrió un largo camino. Cuando comenzó a estudiar Gestión Ambiental de a poco se fue metiendo de lleno en todo lo relacionado al medioambiente. No solo hizo cursos de Economía Ecológica y Toxicología, sino también comenzó a trabajar con residuos con el programa de cartoneros y reciclaje de la Ciudad de Buenos Aires. 

Estuvo tres años trabajando en el Gobierno de CABA, hasta que en 2009 ingresó a la Secretaría de Desarrollo Sostenible del Ministerio de la Nación gracias a su directora de tesis, quien la invitó a sumarse al equipo de la secretaría para trabajar en los salvaguardas ambientales, es decir los criterios ambientales que se deben cubrir cuando se accede a fondos internacionales. 

En ese momento el Ministerio de Salud y Ambiente estaba a cargo de Ginés González García, y tiempo después Antonella pasó al área.

Gracias a ese trabajo aprendió mucho sobre residuos peligrosos, pero también recorrió todas las provincias argentinas, visitando hospitales para que tengan sistemas de gestión de residuos. 

A la distancia, Antonella admite que uno de sus mayores logros profesionales fue haber convencido a las autoridades de Salud del gobierno de Chubut a cerrar el horno que tenía el Hospital Regional en el barrio Industrial. En ese momento José Corchuelo Blasco era el director del Área Programática Sur y accedió al pedido del Ministerio luego que se hizo una evaluación de ese horno y una planta que había en Trelew. 

Por ese entonces, la comodorense también comenzó a trabajar en la ONG Salud sin Daño,  dedicada a trabajar temas ambientales relacionados a salud.

Durante 8 años hizo ambos trabajos en paralelo hasta que decidió quedarse con la ONG, donde terminó coordinando toda la parte técnica para América Latina. Y hace dos años pasó al escenario global de Salud sin Daño, viajando en forma permanente y trabajando a distancia. 

Esa posición precisamente la llevó a Glasgow, donde por estos días participa de la COP26, viendo de cerca todo lo que pasa alrededor de esta gran cumbre. Pero esto es solo un paso para ella. Hasta el jueves permanecerá en Escocia, y luego seguirá trabajando desde San Martín de los Andes, donde se encuentra radicada desde 2015. Como lo hace desde hace varios años, continuará buscando lograr que cada vez más actores tomen conciencia de la importancia de generar cambios en la emisión de carbono. Es que como dice “nadie logra resolver estas cosas solos, son desafíos tan grandes que necesitás redes donde apoyarse”.

Antonella Risso, la comodorense que participa de la Cumbre COP26 de Glasgow
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!