Antonella Peralta, fue creciendo con la música en su día a día, de a poco empezó a tocar la guitarra, "también un poco niña", para acompañarse mientras cantaba, y ya en la adolescencia con 15 años empezó a cantar en público con géneros un poco más amplios "saliéndome del folclore, yendo más al rock, al pop y otros estilos, y desde ahí que no paré”, contó en exclusivo la artista para el segmento "Nuestra dosis de arte" en el programa radial Periodismo de 10.

"He tenido oportunidad de presentarme en varios lugares acá en Comodoro con muchos y muchas colegas musicales. Gran parte de mi camino lo he transitado acá en la ciudad", relató la cantante, y recordó que "al principio fue difícil por ser menor, y mujer, era bastante complicado, pero eso fue cambiando con el pasar de los años", algo que le parece necesario e ideal, también ver cada vez "mas mujeres en la escena, que no solía verlas y menos tan chicas como ella en ese entonces".

Empezó con la guitarra pero después continuó con otros instrumentos como “charango, ukelele” y y al día de hoy indicó que “está aprendiendo a tocar el teclado”. Se define como una artista "autodidacta".

 "Me gusta mucho curiosear y también el espectro tan amplio de este arte, como te encontrás con distintos sonidos, y esos sonidos te llevan a emociones, y cada instrumento te brinda algo muy diferente. Lo transito desde el amor y con paciencia", agregó Antonella.

La joven comodorense actualmente brinda clases de canto y de ukelele, a niños y niñas, "ese es el espacio donde más aprende, les niñes están tan frescos y ven todo tan simple que es maravilloso. Cómo te cambian la perspectiva de la música, lo toman como un juego, que es la mejor forma de tomarla", comentó.

"Para mí igual empezó como un juego, y al día de hoy es mi herramienta, mi canal, lo que vivo el día a día. Es hermoso aprender junto a niñes, y trabajar con ellos", explicó Peralta.

El arte en pandemia     

Ante la consulta sobre su labor en la música y el arte en relación a los comienzos de la pandemia, la artista expresó "fue bastante extraño en un principio, y me detuvo el mundo porque venía sosteniéndome económicamente de presentaciones, de brindar clases y todo referido a la música, y de golpe me quedé sin espacios, sin medios y si bien al principio fue duro de aceptar, con el pasar del tiempo busqué la alternativa para poder continuar haciendo música y sostenerme, así que empecé a cantar en los colectivos, salí con mi charango haciendo un repertorio latino-popular y después usando dos cucharas comunes realizando percusión y cantando boleros", indicó.

El recurso de las cucharas le pareció "fantástico para acercarle la música a niñes y adultes", ella intuía que iban a llegar a su casa y se iban a poner a jugar, y también porquele parecía "muy necesario en ese momento tan extraño para todos acercar el arte a la gente. Tomar un espacio como un colectivo y transformarlo en mi escenario fue increíble", expresó.

Proyectos artísticos actuales

El día de hoy, Antonella Peralta forma parte de dos proyectos musicales. El primero es Glacé, una banda mixta que interpretan ink pop, en donde rodas canciones son propias, cuentan con material en distintas plataformas como Spotify, YouTube, y se los pueden encontrar como "Glacé", podrán escuchar el primer single “Marfil”. Y en Instagram figuran como @glacepop.

En relación a su trabajo artístico como banda, la joven anticipó que están próximos a lanzar un nuevo videoclip, que estuvieron trabajando con "Socma producciones", por lo que "están muy felices".

Glacé - Marfil
Glacé en una presentación en la playa de Rada Tilly.
Glacé en una presentación en la playa de Rada Tilly.

El segundo proyecto es “Voces de tribu”, un ensamble vocal femenino conformado por seis mujeres, realizan un repertorio afro latinoamericano, en Instagram figuran como "Voces de tribu" y en YouTube tiene algunas interpretaciones que han realizado en el Cine Teatro de Astra.

Del Instagram de vocesdetribu

"Últimamente vengo trabajando en mi proyecto solista, estoy grabando mi primer canción así que estoy muy contenta, de esta experiencia y me acompaña desde la producción mi amigo Nicolás Nafarrate y también cuento con musiques que quiero un montón y que están aportando todo su amor y energía en este nuevo camino que inicio, así que estoy muy contenta también de que próximamente también puedan escucharme".