El personaje de "Don Ramón" fue icónico en la televisión mexicana, su salida de El Chavo del 8 y después la llegada de su muerte fue lo que movilizó a muchas personas. Paradójicamente, el último capítulo que grabó podría haber sido su despedida, al coincidir semanas después con su fallecimiento.

El actor decidió no trabajar más con Roberto Gómez Bolaños en 1979, cuando "El Chavo" oficializó su relación con Florinda Meza. Dos años después regresó ,en 1981 grabó un capítulo en el que María Antonieta de las Nieves en su personaje de “La Chilindrina” lo recibía emocionada.

Pero el reencuentro duró poco, y sobre ellos hay dos versiones de las posibles causas que provocaron que deje de nuevo la producción: una es que fue en solidaridad con Carlos Villagrán ("Kiko") quien también dejó el programa y la segunda por su nieto, Miguel Valdés, quien asegura que su abuelo abandonó el programa para evitar los conflictos entre Florinda Meza y María Antonieta de las Nieves.

Esto lo llevó a hacer otros proyectos, en 1982 viajó a Venezuela junto a Villagrán y grabaron Federico que fue producido por RCTV, pero tuvo una baja audiencia y sólo participó en la primera temporada para después regresar a México.

Finalmente, en 1987 ambos actores retomaron sus personajes de la vecindad y participaron en ¡Ah, qué Kiko! en el que Don Ramón ahora el administrador de una tienda de abarrotes y Kiko era su ayudante.

¡Ah Que Kiko! - La Bondad de Don Ramón (1988)

Fue en esta producción cuando Ramón Valdés grabó el último capítulo en el que aparecería, lo que llamó la atención es el hecho de que se filmó en un cementerio poco antes de su muerte.

En el capítulo, Kiko, su amigo y Don Ramón se desafiaron para ver quien era el más valiente y visitaron un panteón en la noche, según la secuencia se puede ver cómo Don Ramón acude al lugar en búsqueda de Kiko, entra y se pierde entre la bruma.

La última escena de don Ramon| Capítulo real

De acuerdo con Carlos Villagrán, esta fue la última escena que grabó Valdés, ya que semanas después falleció debido al cáncer de estómago que padecía por su adicción al tabaco. Para ese entonces, su salud ya estaba muy deteriorada, en su voz se podía percibir el cansancio al hablar y lucía muy delgado. Fue por esta razón que se detuvieron las grabaciones de la serie, según comentó Infobae.

Solía fumar durante las filmaciones, en consecuencia fue diagnosticado con cáncer de estómago al principio de la década de los 80, en 1985 fue sometido a una cirugía de estómago para reducirlo a la tercera parte, aunque el esfuerzo no fue suficiente debido a que ya era demasiado tarde y se había producido una metástasis en su médula espinal.

Antes de morir, "Don Ramón" grabó la última escena de la serie en un cementerio

Pero esto no lo alejó de trabajar y continuó haciéndolo, pese a que ya había sido desahuciado y solamente recibía cuidados paliativos para los próximos tres años de su vida.

Siguió con las giras de su circo y posteriormente la grabación de la serie al lado de Kiko, pero su condición empeoró en cuestión de semanas y comenzó una etapa de agonía, ya que estuvo sedado durante 15 días para controlar el dolor y fue el 9 de agosto de 1988 cuando falleció a los 64 años en el Hospital Santa Elena de la Ciudad de México.

Fue sepultado en el cementerio los Mausoleos del Ángel en la capital del país.

Ramón Valdés tenía una personalidad muy similar a la de Don Ramón, pues sus excompañeros y familiares han dicho en repetidas ocasiones que era igual frente a las cámaras que fuera de ellas, incluso usaba frases propias como la característica “yo le voy al Necaxa” que era del mismo Valdés y que decía para salir de situaciones incómodas.