El estudio forma parte de un proyecto presentado por profesionales del Centro para el Estudio de los Sistemas Marinos (CESIMAR) del CONICET, el Ministerio de Salud de la Provincia del Chubut y el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable también de la provincia, que ganó un financiamiento del programa “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”.

A partir de esta iniciativa se abordará la evaluación sanitaria de chacras productoras de hortalizas del Valle Inferior del Río Chubut (VIRCH), evaluando la calidad sanitaria de su producción, la calidad del agua en los canales de riego y drenaje, y su impacto en el Río Chubut. El objetivo del proyecto es monitorear en estos sitios la presencia de bacterias patógenas, en particular aquellas productoras de toxinas Shiga (STEC) causantes de Síndrome Urémico Hemolítico, y de virus de relevancia epidemiológica, con el objeto de prevenir enfermedades de transmisión por alimentos (ETAs) en la producción de hortalizas del VIRCH.

Además, se evaluarán parámetros fisicoquímicos acompañantes que reflejan la calidad del agua. Con este proyecto se pretende además ampliar las capacidades analíticas para la identificación y cuantificación de patógenos de interés sanitario de manera que sean utilizados como herramientas de gestión en el Ministerio de Salud de la Provincia. A su vez, esta información será transferida como insumo para la toma de decisiones gubernamentales de los organismos con jurisdicción sobre la producción hortícola, y la gestión y calidad del agua del sistema de riego del VIRCH.

El CESIMAR, instituto que forma parte del CCT-CONICET CENPAT, inició a mediados de octubre, la ejecución del proyecto “Herramientas para la gestión y uso del agua en la producción de alimentos en el Valle Inferior del Río Chubut (VIRCH). Evaluación del riesgo sanitario de las familias horticultoras vulnerables, de la prevalencia de agentes causantes de enfermedades transmitidas por alimentos (ETAs) en su producción y del impacto en la fuente de agua potable del Noreste del Chubut”.

Este proyecto será financiado en el marco del programa “Ciencia y Tecnología contra el Hambre” llevado adelante por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) de la Nación, junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, y corresponde al nodo “Tecnología para acceso al agua y saneamiento” de esta convocatoria. Fue seleccionado en una convocatoria del MINCyT en la que se presentaron 456 proyectos en todo el país, de los cuales se seleccionaron 147 para su financiamiento. Posee un período de ejecución de 12 meses.

El proyecto será ejecutado por el Laboratorio de Oceanografía Química y Contaminación de Aguas (LOQyCA) perteneciente al CESIMAR, en conjunto con la Dirección Provincial de Salud Ambiental del Ministerio de Salud de la Provincia del Chubut y con la Dirección General de Gestión Ambiental del Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de la provincia. La directora del mismo es la Dra. Marina Nievas El Makte y el equipo de trabajo por parte de CESIMAR se completa con las investigadoras Rosana Polifroni y Ana Fazio, y los investigadores Mauricio Faleschini y Américo Torres.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!