"Presionan para abrir La Hoya y no quieren hacer convenios con clínicas privadas para atender los accidentados", cuestionó el ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, acerca de la compleja situación sanitaria del Hospital Zonal de Esquel y a la apertura del turismo invernal prevista para el 2 de julio.

Al respecto, el ministro de Turismo de Chubut, Néstor García, reconoció que “el panorama del turismo es muy complejo" en lo que va del año y tras un 2020 con nula actividad.  "Las agencias de viajes, transportistas, guías de turismo no se alcanzaron a recuperar porque siguen en el mismo estado que en marzo", dijo.

En este marco, indicó que "Tenemos que respetar las medidas sanitarias pero en el turismo no se ve el horizonte por delante. Esto es un día a día y tenemos por delante la temporada de ballenas y nieve".

"Tenemos la esperanza de tener la temporada de nieve pero quizás haya que correrla algunos días más, pero todo esto lo determina la realidad con Salud”, afirmó.

En diálogo con Cadena Tiempo, García señaló que respecto de La Hoya "mi idea es evitar la polémica a 30 días y ver cómo solucionamos a la apertura, la cancelación o a la postergación por algunos días. Es un trabajo en conjunto entre todos los sectores y tenemos que apostar hacia adelante”.

"Seguimos trabajando porque el sector turístico tiene protocolos" dijo García.
"Seguimos trabajando porque el sector turístico tiene protocolos" dijo García.

El funcionario provincial indicó además, que “el escenario es totalmente complejo porque tampoco hay turismo internacional que –en la zona del Valle- es muy fuerte a través de los cruceros y la temporada de ballenas. Seguimos trabajando porque el sector turístico tiene protocolos. Por suerte, ahora, están llegando más vacunas porque creemos que -con la vacunación- se puede hacer fuerza y -en los próximos meses- poder cambiar esta curva”, agregó.

Y por último, aclaró que “Todavía hay una buena resistencia a la pérdida de empleos. Hay una ley de emergencia turística y hay paliativos. La mayoría de los prestadores viven en la provincia y eso genera que se sobrelleve más la situación. En toda la provincia, hubo cierres de restaurantes, cabañas pero no de hoteles, salvo uno de ellos en Comodoro Rivadavia”, reconoció.