Este jueves por la mañana, el subsecretario de transporte Adrián Rodríguez en diálogo con Periodismo de Diez por la CNN Radio Comodoro, comunicó que se encuentran evaluando la situación de los pasajeros que utilizan el transporte Diadema en horarios donde aún no está presente el sol y las épocas invernales ya se sienten al viajar con las ventanillas abiertas por el protocolo contra con el coronavirus.

El funcionario municipal consideró "acá hay dos situaciones que entran en juego, el poco aforo de la cantidad de pasajeros que transporta la línea, por un lado, contrastado con otras líneas, que provoca que puedan estar distanciados en cada uno de los colectivos, y el gran trayecto de kilómetros y minutos que tiene de un lado al otro el pasajero arriba del transporte, la cantidad de tiempo que demora cada una de esas frecuencias".

En base a esa situación puntual de la línea de transporte, informó que van a "reconsiderar la situación", y puedan plantear que "en horarios donde el sol todavía no esté, con la situación de la temperatura para algunos horarios bien temprano a la mañana y horarios más nocturnos" las ventanillas puedan cerrarse para evitar el frío. Indicó que presentarían  "algún tipo de notificación a la empresa para esos horarios". 

Es decir, que a partir de una autorización particular "puedan mantener las ventanillas cerradas, y en horarios más del mediodía, de la tarde, donde ya el sol impacta de otra manera y la temperatura empieza a levantar, ver la forma de volver a tener las ventanillas abiertas".

Rodríguez anticipó que en el transcurso del día tuvieron algún tipo de reuniones y mantienen un diálogo con la empresa para analizar la situación y "llegar al mejor puerto para todos".

Ante la consulta sobre el cumplimiento del protocolo con ventanillas abiertas en el resto de los transportes de línea, informó "nosotros estipulamos el protocolo para las dos empresas, primero teníamos la situación de que el propio usuario era el que manipulaba y cerraba las ventanillas, tuvimos que hablar con las empresas para que busquen algún mecanismo de que las ventanillas queden abiertas, y de esa manera trabadas, por lo menos entre 5 y 6 centímetros, 10 centímetros cada una de ellas, la ventanilla delantera y la trasera, para que haya una ventilación cruzada, como se recomienda.".

Y agrego: "esa situación para la empresa Patagonia Argentina puntualmente se está cumpliendo, son trayectos más cortos, y la cantidad de pasajeros transportados en ciertos horarios amerita que exista este tipo de ventilación cruzada porque no es lo mismo a lo que habíamos planteado recián con Diadema".

Para mañana viernes se anticipa tener el cambio en los protocolos para el transporte Diadema.