BUENOS AIRES (ADNSUR) – Si bien se aclaró desde el Gobierno Nacional que aún no se sabe cuándo comenzarán las clases luego de la cuarentena, unas de las variables que se analiza en cuanto a la vuelta a las escuelas es cambiar el horario de ingreso de los alumnos.

La medida que está siendo analizada estaría orientada a la posibilidad de segmentar el movimiento en las calles, como también a permitir un "mayor rendimiento" de los alumnos por no tener que despertarse tan temprano.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó -en diálogo con Rock and Pop- que "está en discusión" el horario de entrada de los alumnos a los establecimientos educativos. Y aclaró que se analiza el tema junto a un equipo de expertos encabezado por el investigador del CONICET, Diego Golombek.

Trotta destacó que los históricos horarios de entrada a las escuelas "no les permite el mayor rendimiento" a los alumnos, por lo que se baraja la posibilidad de "escalonar el ingreso".

Pero además advirtió que "el principal problema es cómo se organizan el tema de los horarios laborales" para los padres que tienen que dejar a los chicos en los establecimientos educativos e ir a trabajar. Y además hay que evaluar "problemas de infraestructura" en las escuelas.

"Apenas los expertos digan que están en condiciones de volver a clases, vamos a volver a las aulas", afirmó. Mientras aclaró que "No depende sólo de lo que ocurre en la Argentina, sino ver el comportamiento de la pandemia en otros lugares que están más adelantados y ver cuándo ellos vuelven a la escuela".