CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Ejecutivo y el gremio de los bancarios trabajan para tratar de abrir sucursales en pleno aislamiento por el coronavirus, con el objetivo de que los jubilados no queden expuestos a un posible contagio por las largas filas que se producen en los cajeros automáticos del país.

El secretario general de La Bancaria Sergio Palazzo adelantó que se reunirá con el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, para tratar de alcanzar un acuerdo y lograr que se reabran las sucursales. "Trataremos de buscar una solución, y si hay que abrir para pagarle a los jubilados seguramente esa actividad se va a llevar a cabo", dijo en contacto con radio Mitre.

Los adultos mayores integran la población de riesgo ante el contagio de coronavirus, y por eso el Gobierno busca reducir la posibilidad de que se infecten.

Palazzo dijo que el pago de jubilaciones genera aglomeraciones en las entidades, contrario a lo que se recomienda para prevenir la enfermedad, 

Hasta que se defina si se reabren los bancos les pidió a los jubilados que en la medida de lo posible sea un familiar el que retire plata del haber, para que no tengan que formar largas filas, y que los beneficiarios traten de no agolparse para respetar la distancia.

El presidente Alberto Fernández trató la problemática durante la reunión del Consejo Económico Social en Olivos, de la que participó Pesce. Dijo que establecerán "algún mecanismo para tratar de que no pase lo que pasó el otro día", en relación a la gran cantidad de gente se concentró en los cajeros.

Advirtió que estas personas quedaron expuestas a un posible contagio, que es justamente lo que quieren evitar. En diálogo con Radio Con Vos, explicó que la idea es que se abran varias sucursales y se den turnos para las cobranzas, para ordenar la atención a los usuarios.

Fuente: TN