Dos trabajadores del puerto de Caleta Olivia que cuidan a una perrita  recibieron la amenaza de que van a matarla  "porque molesta".  Decidieron hacer pública la situación y afirman que un veterinario iba con la intención de dormirla, pero lo echaron.

Flora tiene problemas de movilidad en las patas traseras pero con ayuda de un carrito especial para animal puede desplazarse. Stefanía Joy dio a conocer la historia y contó que su cuñado trabaja en el puerto "todos sabemos que está lleno de perros. Esta perrita nació y creció ahí, un día amaneció sin poder mover la mitad de su cuerpo. supuestamente tiene dueño, pero no se hace cargo”, dijo

Y explicó que “Mi cuñado con un compañero le compraron un carrito y con eso ella se maneja, hace sus necesidades, come, toma agua.. Lo único que necesita es un hogar y alguien que la acompañe, porque a la noche hay que sacarle al carrito para que pueda descansar”.

Pero los problemas comenzaron cuando dos encargados del puerto volvieron a trabajar y se pusieron de acuerdo en matarla porque molesta. “Tomaron la decisión de hacerlo cuando mi cuñado y su compañero no estén”,  afirmó Stefanía a La Opinión Austro. . “Para ellos lo más fácil es ahorcarla y si la llevan más al fondo del puerto para resguardarla, se la comen viva, los perros se están comiendo entre ellos”.

“Estamos con el corazón en la boca porque no sabemos si la perra mañana va a estar ahí, mi cuñado y el otro hombre que la cuidan trabajan hasta las 13 horas y después queda a la deriva”, puntualizó, y pidió ayuda para que el animal pueda conseguir un hogar.