El “Primer Simulacro de Juicio por Jurados”, organizado por el Foro Federal de Consejos de la Magistratura (Fofecma) y el Consejo de la Magistratura del Chubut, se llevó a cabo este miércoles en el Centro Cultural de Rada Tilly. Participaron alumnos de la localidad chubutense de Rada Tilly,  Salta, La Pampa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La actividad consistió en el sorteo de distintos roles para los alumnos de cada provincia, quienes oficiaron de jueces profesionales, fiscales, defensores y jurados, papel que tuvieron que cumplir en un debate oral de un caso penal figurado. Fueron asistidos de manera permanente por sus docentes, en una iniciativa que por primera vez se realiza en el país, y para la cual Chubut fue una de las cuatro provincias seleccionadas.

Se resaltó la labor realizada por la comunidad de la escuela 718, en especial las docentes María José Santiago y Pamela Henrik, los alumnos de 5° y 6° año, así como a los capacitadores, especialmente a Martín Montenovo del Fofecma, y los consejeros provinciales Mirtha Pacheco y Miguel Coyopay.

El primer juicio por jurados tuvo a estudiantes de Rada Tilly entre sus participantes.
El primer juicio por jurados tuvo a estudiantes de Rada Tilly entre sus participantes.

La convocatoria contó con la participación del intendente local, Luis Juncos, los diputados Juan Pais (en representación del gobernador Mariano Arcioni), y Andrea Aguilera; y también concejales radatyllenses.

"LO MÁS IMPORTANTE ES LA PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO"

El Presidente del Consejo de la Magisratura, Enrique  Maglione , destacó durante el discurso de apertura que “es un elogio para Chubut participar de este primer programa piloto, porque esta es una provincia que tiene una rica historia en juicio por jurados, si bien ya tenemos sancionada la ley –una de los ocho a nivel nacional- todavía no se ha implementado esta nueva modalidad de administración de justicia y seguramente será para el año que viene”.

Maglione se remontó a la llegada de los primeros colonos galeses en 1865, al destacar la rica historia de la provincia en la materia, ya que dijo, “aquellos colonos pidieron al ministro del Interior Guillermo Rawson, en la presidencia de Bartolomé Mitre, que se les respetaran sus tradiciones, su idioma, su religión y en su cultura, la raigambre juradista”. Por ello, remarcó que “hasta 1879, funcionaron aquí en el Vallle Inferior del Río Chubut los juicios por jurados”.

Y además, indicó que “pesar de que la Constitución de 1853 ya había resuelto implementar los juicios por jurados en el país, pasaron muchos años, y fueron las provincias las que fueron marcando ese camino juradista, como fueron los casos de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Chaco y Chubut”.

Lo más importante del juicio por jurados es la participación del pueblo, de la ciudadanía, del hombre de a pie, en la administración de justicia. Porque hasta el momento la sociedad ejerce una participación indirecta en los Ejecutivos y en los Legislativos, pero el pueblo no tiene esa posibilidad de administrar justicia, y esto hace a una sociedad más plena”, valoró.

Maglione destacó esta herramienta para capacitar a "la sociedad del futuro"
Maglione destacó esta herramienta para capacitar a "la sociedad del futuro"

“En los países más desarrollados esto funciona con éxito y creo que este programa apunta a que se capacite a la sociedad del futuro, a la gente que el día de mañana van a ser nuestros dirigentes”, ya que “si procuramos una mejor sociedad para el futuro, tenemos que capacitar a nuestros jóvenes, y aspiramos a que esto se aplique en todas las escuelas”.

Por su parte, la docente del colegio 718, Pamela Henrik, dijo que “primero fue seleccionada la escuela y luego se seleccionaron 11 alumnos de 5° y 6° año, dentro de las posibilidades que marca el protocolo y el contexto de pandemia” quienes cursan los espacios curriculares de Ciudadanía y Trabajo, y de Participación y Ciudadanía.

“Vinieron desde el Consejo de la Magistratura a capacitar a los chicos que están participando, que se fueron preparando durante un mes, y nos tocó el rol de juez profesional, es decir que mientras el jurado determina si la persona es culpable o inocente, al juez le toca llevar adelante el desarrollo del juicio y aplicar la condena”, concluyó.