PUERTO MADRYN (ADNSUR) -  Javier Madanes Quintanilla, director de la empresa, “agradeció a todos los inversores que han tenido una respuesta extremadamente favorable a la emisión de nuestras ON, lo cual una vez más ratifica la confianza que el mercado tiene con respecto al modelo de empresa que nosotros llevamos adelante”.

En esa línea Madanes ratificó el proceso que la empresa  se encuentra llevando a cabo. “Principalmente estamos realizando un cambio de composición de la estructura de la deuda, no un incremento, aprovechando una modalidad de endeudamiento de mediano plazo con el mercado local que hoy es más favorable”.

“De esta manera, podemos dejar a la compañía en una mejor posición de competitividad en el mercado internacional para afrontar mayores necesidades financieras que puedan surgir en el futuro de la mano del restablecimiento de la producción y consecuente recomposición de capital de trabajo”, agregó.

Tal como la compañía informara oportunamente desde el inicio de la pandemia, el objetivo siempre fue volver a operar a plena capacidad en la medida que las condiciones sanitarias así lo permitan.

“Desde ya esto tendrá diferentes etapas, pero una primera fase podría habilitarnos a colocar unos 150 millones de dólares adicionales de aluminio en los mercados internacionales”, afirmó Madanes. Por último el empresario resaltó que “todo esto estara sujeto a los tiempos de recuperación de la crisis sanitaria y a que se lleven adelante las anunciadas medidas por el Gobierno para impulsar las exportaciones argentinas”.