Durante tres meses un perro estuvo encerrado en un patio sin comida, tomando agua podrida y entre medio de la basura. Este viernes la policía de Trelew allanó la casa de la dueña y el perro fue rescatado.

Según publicó Jornada, el can estaba abandonado con evidentes signos de deshidratación y mala alimentación. Se le podían ver "sus huesos”.

El perro alimentado a escondidas por los vecinos quienes decidieron denunciar el maltrato para que el animal tenga mejor vida. 

El procedimiento se realizó en la calle Fitz Roy del barrio “290 Viviendas”. En el caso intervino la Coordinación de Inspecciones de Trelew, personal de Zoonosis, la Policía y un médico veterinario. Mientras que a la propietaria de la vivienda se le labró una infracción por “malos tratos y actos de crueldad hacia los animales”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!