CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El médico Leopoldo Luque, quien se hizo cargo de los cuidados de Diego Maradona en los días previos a su muerte, recibió en las últimas horas una serie de allanamientos ordenados por la Justicia para intentar determinar su comportamiento.

Según se supo, desde la noche del sábado y hasta las primeras horas del domingo, personal de la Policía Bonaerense recibió la orden de la Justicia para recabar información en el domicilio y consultorio particular de Luque, en la localidad de Adrogué.

Según trascendió, los procedimientos fueron ordenados para recabar información sobre la historia clínica de Maradona en sus últimas horas.

La Justicia, ante pedidos de la familia, investiga si la muerte de Maradona puede haber sido un homicidio culposo, intenta determinar a qué medicación se lo sometió y las razones por las que no había una ambulancia en las cercanías del domicilio donde finalmente murió.