BRASIL - Más de cien profesionales de la salud mental de Brasil elaboraron un documento dirigido a la comunidad internacional donde alertan que "en Brasil hay un genocidio en curso". La mayoría de los psicólogos forman parte de la Sociedad Brasileña de Psicología Analítica (SBrPA), de la Asociación Junguiana de Brasil (AJB) y de la Comisión Latinoamericana de Psicología Analítica (CLAPA), tres entidades que agrupan a psicólogos y psiquiatras en el país más grande y poblado de Sudamérica.

El texto tiene fuertes críticas contra el gobierno de Jair Bolsonaro, y sostiene que Brasil atraviesa "una calamidad" que "no encuentra referencias en la historia brasileña" y que se caracteriza por un "colapso hospitalario y funerario".

"Faltan vacunas, medicinas, profesionales de la salud, espacios para enterrar a los muertos", señalaron.

"Los ciudadanos brasileños ven, atónitos, un genocidio, testimoniado con frialdad, desdén e incluso con sarcasmo por Jair Bolsonaro y su gobierno", denunciaron los firmantes del texto, profesionales de la psicología que durante tres días, desde el viernes 9 de abril y hasta este domingo 11, participaron de la Conferencia Latinoamericana de la Sociedad de Psicología Analítica que tuvo lugar en Brasil.


Esa actividad estaba convocada para 2020 en San Pablo pero la pandemia y su impacto en Brasil obligaron a postergarla para abril de 2021, y al final se realizó con la intervención a distancia, por videoconferencia, de expositores e inscriptos.

"Durante el año pasado, mientras quedarse en casa y mantener el distanciamiento pasaron a tener en Brasil un significado político de oposición al gobierno, fuimos incitados a oír, impotentes, las declaraciones absurdas y perversas del capitán-genocida (por Bolsonaro), invariablemente ladeado por militares de alto rango", cuestionaron los firmantes del documento.

Y también señalaron que, como consecuencia de la pandemia, "el miedo extremado al paroxismo, la ansiedad y la depresión se generalizan y aparecen diariamente" en las consultas de los pacientes, un cuadro generalizado que, advirtieron, se superpone con "la crisis económica que se intensificó", la multiplicación del desempleo y la miseria, más "un escenario desolador" conformado por "las calles de Brasil colmadas por personas viviendo en situación precaria".

En otro párrafo, los profesionales de la salud puntualizaron que "la acción más abyecta del gobierno Bolsonaro consistió en su insistente negación a comprar vacunas contra el Covid-19, mientras importaba y autorizaba la adquisición de armas para ser usadas por sus simpatizantes".

"¡Brasil está asfixiado! ¡Hay un genocidio en curso!", concluyeron los más de cien firmantes antes de solicitarle a la comunidad internacional, y a los psicólogos de todo el mundo que repliquen las denuncias y las hagan circular en cada uno de sus países.

Fuente: Télam