BUENOS AIRES (ADNSUR) - Alertan sobre la importancia de "cuidar la sanidad animal para controlar futuras epidemias". Desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires informaron que el 70% de las enfermedades emergentes tienen origen animal.

“Los médicos veterinarios participamos diariamente en el control y la erradicación de enfermedades infecciosas en los diferentes sistemas de producción; en controles sanitarios productivos, industriales, comerciales y de servicios de alimentación. Y por más de cien años se ha trabajado en la erradicación y control de virosis que originalmente no tenían vacunas”, señalaron las autoridades.

A través de un comunicado indicaron que "el rol del veterinario debe dejar de ser entendido como aquel que sólo cura animales para entenderse como una pieza fundamental para preservar la salud pública".

“Hay que tener en cuenta que los veterinarios somos garantes de una salud, responsables de asesorar en cuanto a las mejores prácticas de sanidad y producción animal y cuidar la inocuidad de los alimentos que se consumen no sólo en el país, sino también en el mundo, para alcanzar los estándares cuidando la sustentabilidad de la producción nacional”, señalaron.

Apuntaron que se trabaja "en la prevención de zoonosis", y destacaron el rol "en la cadena pecuaria junto a los productores y técnicos".

"Está claro que los veterinarios poseen incumbencias profesionales que van más allá de la clínica veterinaria; son profesionales de la salud que garantizan una salud, concepto propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que permite un enfoque multidisciplinar de relación directa entre la salud humana, la salud animal y el medio ambiente", indicaron.