Un estudio clínico realizado por el Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso, Chile, da cuenta de cinco casos de hongo verde en pacientes con coronavirus.

En Chile, se dieron 5 casos de la aspergilosis pulmonar asociada a coronavirus o CAPA, originada también por un hongo (el Aspergillus fumigatus) que en este caso es de color verde.

Así lo afirma el director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Cruz, quien recientemente -junto a especialistas de esa unidad- publicó un estudio que da cuenta de que cinco pacientes con COVID-19 internados en UCI de hospitales de la región de Valparaíso sufrieron los efectos de este denominado “hongo verde”.

Según explica el médico infectólogo de la Universidad de Valparaíso, ambas enfermedades tienen los mismos factores de riesgo y se ven más en paciente diabéticos descompensados, inmunodeprimidos y oncohematológicos.

“En el caso de personas con COVID-19, la infección por 'hongo verde' se diagnostica a través de cultivos o mediante la detección del antígeno (galactomanano) que libera. Mayoritariamente se da en pulmones y en pacientes que llevan varias semanas conectados a ventilación mecánica y bajo tratamiento de corticoides”, acota el director del Cdiei-UV.

Según advierte Cruz, la infección causada por este tipo de hongos son graves en sí y se asocian a una mayor mortalidad, dado que atacan a personas que ya se encuentran graves por alguna otra patología de base.