Este miércoles, el intendente de Río Senguer, Miguel López Gutiérrez analizó la situación epidemiológica de la localidad chubutense y confirmó que actualmente existen 42 casos positivos de Covid activos.

Bajo este marco, sostuvo que "los protocolos estaban funcionando pero –desde enero- sacamos los puestos de controles de acceso al pueblo. Y se disparó ahora con estos contagios. Se trata de familias de Senguer y todos están aislados".

Asimismo, afirmó que "se derivaron dos personas a Comodoro Rivadavia para su internación y están en una situación de salud más compleja”.

Senguer definió en este contexto, nuevas restricciones y a partir de este martes se suspendieron las actividades públicas culturales, deportivas y religiosas. "En general, la gente lo tomó bastante bien pero no son decisiones amables. No hay restricciones horarias y los comercios siguen trabajando".

Y agregó que "las clases continúan de manera presencial pero el ministerio de Educación tiene que tomar las decisiones al respecto. La escuela secundaria está dictando clases presenciales con los protocolos. La escuela primaria no comenzó porque tienen problemas de calefacción. En el Jardín hubo casos y se aislaron. En un principio, íbamos a invitar a que las escuelas se adhieran a la resolución pero entendemos que -si se cumplen los protocolos- se podría dar clases”, explicó.

Gutiérrez aseguró que las medidas se tomaron de la mano del Área Programática Sur. "Hablamos –permanentemente- con la Dra. Miriam Monasterolo. Estamos en una situación nueva para nosotros porque era un pueblo con muy pocos casos. Ayer, estuve hablando con la gente de la Universidad de Comodoro Rivadavia para definir si podemos concretar charlas virtuales sobre la prevención para nuestra gente”, adelantó en diálogo con Cadena Tiempo.