ESTADOS UNIDOS - "Comen todo lo que encuentran", advirtieron del Departamento de Conservación de Recursos Naturales de Vida Salvaje de Georgia, en Estados Unidos, sobre los lagartos argentinos que invadieron varias zonas del país, poniendo en riesgo al ecosistema. Se trata del Tegu argentino blanco y negro, un reptil que puede crecer más de un metro de largo.

Varios de ellos aparecieron en distintos lugares, en especial en Florida y en los condados de Tattnall y Toombs, en Georgia. "Es importante capturarlos ya que pueden tener un impacto negativo sobre nuestra especies nativas", detalló John Jensen, del mencionado organismo, en un video difundido en las redes sociales​.

Su alimentación es uno de los temas que más preocupa a las autoridades locales, ya que además de comer "lo que quieren", amenazan sobre todo a las tortugas.

"Los tegus pueden comerse los huevos de las aves que anidan en el suelo, incluidas las codornices y los pavos, y otros reptiles, como los caimanes estadounidenses y las tortugas de tierra, ambas especies protegidas", advirtió Jensen.

En la Argentina, estos reptiles también son conocidos como "lagarto overo", comunes en el norte y centro del país. Son terrestres y su dieta es principalmente carnívora y omnívora, en la que también pueden incluirse fruta, ciertas hierbas o flores, informó Telefé Noticias.

Según sospechaban las autoridades en Georgia, los Tegu podrían haber aparecido allí tras ser comprados como mascota y abandonados luego por sus dueños. Aseguran que además ocasionan graves problemas al descansar sobre rutas y cazar aves o pequeños mamíferos en granjas.