CAPITAL FEDERAL - El sismo que tuvo lugar a 180 kilómetros al noreste de la ciudad de Gisborne, en Nueva Zelanda, alcanzando 8.1 puntos en la escala de Richter, generó un alerta de tsunami no sólo en las costas de Oceanía, sino que se extendió la advertencia hasta Hawai y las costas de Chile y Perú, donde podrían llegar olas de un metro de altura.

La Onemi, dependiente del Ministerio del Interior chileno, aseguró en su cuenta oficial de Twitter que los maremotos llegarán a las costas de ese país a partir de la una de la madrugada por lo que se declaró el alerta amarilla y la evacuación preventiva.

onemichile on Twitter

Los pobladores de zonas costeras y los situados en zonas insulares de Chile comenzarán esta noche a ser evacuados por la amenaza de tsunami generada tras el sismo que afectó a Nueva Zelanda, indica Télam. Involucra a los pobladores costeros de todas las regiones chilenas, desde Arica a Magallanes. 

El CSN explicó, a través de su cuenta de Twitter que "al tratarse de un evento generado en campo lejano, este tsunami de 30 cm a 1 metro aproximadamente se podría percibir a partir de las 01:00 horas en Isla de Pascua y 04:00 en territorio continental".

En Nueva Zelanda, también fue declarado un alerta de tsunami para las islas de Kermadec en el Océano Pacífico, indicaron las autoridades, que también ordenaron una evacuación de las costas del noreste del país.

En Perú también se sentirá el oleaje provocado por este sismo, pero de un modo mucho menor, aunque también el país se encuentra en alerta y realizando un seguimiento del fenómeno.

El jefe de Centro Nacional de Alerta de Tsunamis de la Marina de Guerra del Perú, capitán de corbeta Moacid Feraldo, indicó que en caso de que llegara una onda de tsunami a las costas peruanas, sería “muy pequeña” y estimó que ocurriría durante la madrugada del viernes.

Fuente: Télam