CAPITAL FEDERAL  -  El presidente Alberto Fernández confirmó este jueves que "el primer lote de vacunas producidas en la Argentina está en estos momentos en Rusia", porque "el Instituto Gamaleya es el que hace el control de calidad".

Así, destacó que la fabricación en Argentina de la vacuna rusa Sputnik V -que tiene una efectividad del 97,6%- "es un avance muy importante" y remarcó la posibilidad de tener "cuanto antes" la "vacuna de los argentinos". 

Fernández mostró confianza sobre la manufactura local de la vacuna y con "expectativa" de que ese trabajo "esté bien hecho", y enfatizó que "necesitamos que (el Instituto Gamaleya) la apruebe, que nos dé certeza de que lo que se hizo en la Argentina está bien".

"Para la Argentina es un avance muy importante, es lo que trabajamos", consideró Fernández, y agregó: "Encontramos buena receptividad en el fondo de inversión ruso, en el Instituto Gamaleya y en el laboratorio Richmond".

Richmond y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) habían anunciado el martes pasado la fabricación en la Argentina, por parte del citado laboratorio, del primer lote de la vacuna Sputnik V, que fue enviado al Centro Gamaleya para que realice el control de calidad.

"La Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik V. RDIF y sus socios han realizado una transferencia de tecnología a los Laboratorios Richmond", señaló el comunicado difundido ese día por el organismo ruso.