BUENOS AIRES (ADNSUR) - El presidente de la Nación, Alberto Fernández, le pidió a la posición,  durante su discurso de apertura en el Congreso de la Nación,  que realice un "análisis introspectivo" , y que espera que  "algún día hagan un mea culpa" para así "levantar los cimientos del país que han derrumbado" durante la gestión anterior.

A continuación, reconoció que su gobierno no es "infalible", pero advirtió a quienes lo "bombardean sistemáticamente" que no van a lograr sus objetivos.

El jefe de Estado recordó que "el gobierno que me precedió recibió el préstamo más grande de la historia. Los 44.000 millones se esfumaron antes que asumiéramos. En 2018 la Argentina fue sumergida en una profunda crisis”, y por ello, sostuvo que “no tenemos que permitir nunca más un endeudamiento asfixiante". 

Y en este marco, Fernández confirmó:  "He pedido que se inicie una querella criminal tendiente a determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra memoria recuerda". 

"Somos nosotros los que queremos liberar de la deuda que otros tomaron. Sería bueno que reconozcan sus errores", manifestó ante la asamblea legislativa.  Y agregó "nunca más a generar un endeudamiento asfixiante". 

Finalmente, el Presidente destacó que "con firmeza y esfuerzo" su Gobierno ha "logrado la renegociación de la tóxica deuda privada". "Es voluntad terminante e imperiosa que afirmemos el compromiso de no permitir nunca más que se genere un endeudamiento asfixiante a partir de la toma de créditos irresponsables", dijo el Presidente al dar su mensaje ante la Asamblea Legislativa.

"No queremos apresurarnos en cerrar el acuerdo con el FMI, nuestro único apuro es el de poner de pie a la producción y el trabajo de miles de familias que han sumidas en la pobreza", resumió. 

"Vamos a promover una ley para impulsar la industria hidrocarburífera. Podemos convertirnos en un exportador de energía mundial", mencionó el Presidente y agregó: "Vaca Muerta es la segunda reserva de gas del mundo. Sabemos cómo hacerlo. YPF tienen proyectos que son competitivos a nivel mundial. Queremos que favorezca a los usuarios".

"Dispuse el congelamiento, ahora debe regularizarse. El objetivo es que haya tarifas diferenciales, justas y razonables. Ordené el congelamiento y cumplí. El objetivo es que los subsidios abarquen a quienes los necesiten", mencionó Fernández en su discurso.

También se refirió al Impuesto a las Ganancias: "Debemos incrementar el mínimo no imponible. Recuperar el salario medio es un desafío; quiero pedirles que apure el tratamiento de la ley que que 1,2 millones de argentinos dejen de pagar ganancias", pidió el Presidente.