CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández se refiere este viernes en conferencia de prensa a la extensión de la cuarentena. Si hay alguien que quisiera que la pandemia se termine soy yo, para empezar a dedicarnos a nuestros emprendimientos, trabajos estudios pero es el tiempo que nos tocó. La pandemia sigue enfermando y llevándose vidas", lamentó. "Estamos muy lejos de pensar que la situación está superada; el riesgo está todavía latente y no está concentrado sólo en el AMBA", aclaró. 

"Siempre supimos que esto no es simple, que no sabemos cuándo termina. La velocidad de contagio del virus asombra. La pandemia se ha llevado casi 600 mil vidas en el mundo. Gracias a Dios venimos cumpliendo una serie de objetivos y nos permiten tener cierto optimismo en alcanzar los logros propuestos. La mayor preocupación fue que el sistema de salud esté preparado y lo que hemos visto en los últimos días es lo que veníamos observando cuando resolvimos volver al aislamiento en nuestras casas, que era un crecimiento progresivo que ponía en riesgo que se saturara el sistema, sobre todo en el AMBA".

"En estos 14 días a pesar de los números donde se observa un incremento en el número de contagios seguimos estando en términos comparativos en una situación buena", dijo. 

Alberto Fernández: "entre el 18 de julio y el 2 de agosto trataremos de ir volviendo a la vida habitual de forma escalonada"

"El 89% de los casos ocurre en el AMBA (Area Metropolitana de Buenos Aires)", remarcó y dijo que "debemos extremar nuestros cuidados". 

"El tiempo de duplicación de casos está en 23,95, consecuencia de los cuidados que hemos tenido, fundamentalmente en el AMBA", especificó Alberto Fernández, pero aclaró que "estamos muy lejos de superar el problema". 

ADN SUR Agencia de Noticias

"Las muertes y contagios que informamos día a día son datos que se acumulan y llegan más tarde al centro de datos", puntualizó. "Desde junio en adelante ha habido un pico de crecimiento de las muertes que se condice con los contagios", resumió. "Tenemos cierto ánimo en pensar que los fallecidos tendrán que bajar como baja la letalidad", dijo el Presidente. 

"Todo esto es posible porque aumentamos la cantidad de camas. La ocupación de camas creció del 56 al 64% en el AMBA. Si no hubiéramos trabajado para incrementar las camas tendríamos ocupado el 72% de las cama de terapia intensiva y estaríamos mucho más cerca de la saturación". 

"Uno nota que se relentizó la velocidad del contagio y se hizo más lenta la ocupación de camas de terapia intensiva. Todo el esfuerzo que hemos hecho no ha sido inútil y por mucho que nos pese la sensación de encierro que el aislamiento nos genera y los problemas que genera es lo que nos permite no caer en la crisis en que cayó el país Vasco, no tener que elegir quién vive y quién muere", dijo. 

"Tenemos que pensar en ver cómo seguimos tratando de volver a la nueva normalidad paulatinamente porque lejos estamos de ganar la batalla", consideró el Presidente, quien valoró que "estamos entre los países con menos cantidad de muertes". 

"Hablamos de aperturas muy cuidadas que necesitan del acuerdo del Gobierno Nacional para que puedan llevarse adelante", remarcó. 

Alberto Fernández junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, previo al anuncio de la continuidad de la cuarentena por coronavirus
Alberto Fernández junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, previo al anuncio de la continuidad de la cuarentena por coronavirus

"Queremos que a nadie le falte una cama si lo necesita", agregó Fernández. "Hay casos puntuales distintos a los del AMBA, lo que está viviendo Jujuy, Chaco y Río Negro", ejemplificó. Los tres gobernadores de esas provincias acompañaron a Alberto Fernández por videoconferencia. 

"No me va a temblar el pulso si la cosa se va de las manos; no hicimos todo este esfuerzo para poder tirarlo por la borda", advirtió Fernández. "Para estar libres primero hay que estar vivos", resumió.