JUJUY - El tucán, esta característica ave del norte argentino, corre peligro en la provincia de Jujuy por la pérdida de sus bosques nativos y porque, al emigrar a las ciudades, reciben ataques con gomeras, rifles de aire comprimido o perdigones. En la capital de esa provincia se registró la muerte de unos 11 ejemplares en tan solo 40 días .

El pájaro de pico colorido, cuyo nombre científico es Ramphastos toco, se ve con mayor asiduidad en los últimos años en los centros urbanos, como San Salvador de Jujuy o Libertador General San Martín, especialmente en épocas invernales, reseña La Nación.

Pero su acercamiento al hábitat humano desembocó en una situación de riesgo para estas aves, que habitualmente habitan la fauna silvestre, en zonas boscosas o selváticas.

Pueden sufrir accidentes al chocar con vidrios de edificios, pero su mayor amenaza son los ataques con perdigones, rifles de aire comprimido o simples gomeras, con las que son atacadas, a pesar de que estas aves fueron declaradas de "interés municipal" en San Salvador de Jujuy, y hay multas de entre $20.000 a $30.000 a quienes dañen a estos animales.

Sin embargo, en el último mes unos 11 pájaros resultaron muertos por este tipo de ataques. 

"Los ataques se acumulan en los meses de invierno porque es cuando más se los ve en la ciudad de San Salvador de Jujuy. Nos llamó mucho la atención haber recibido la información de tantos tucanes atacados. Fue realmente impresionante", dijo Sara Cabrera, referente del Grupo Aves Jujuy.

"No llegamos a entender bien cuál es problemática de la sociedad con el tucán. Con otras aves hay cuestiones culturales, como con las lechuzas, ya que algunas personas creen que son brujas. La mayoría de los tucanes que caen son por ataques con perdigones o gomeras. Aunque también se registraron casos de gente que encontró pichones al talar árboles, porque los tucanes nidifican en huecos de árboles", explicó Cabrera.

Advirtió también que los ataques pueden determinar la extinción del ave en la provincia, y señaló que eso es algo que ocurrió en Tucumán , en la década del 70. "Si sigue la deforestación y los ataques a los tucanes, Jujuy en un par de años puede estar en la misma situación", dijo.

Fuente: La Nación