Un chico de 19 años afectado de autismo falleció en las últimas horas atropellado por un vehículo en medio de los festejos de Navidad, afectado por el ruido de los fuegos artificiales que lo hizo salir corriendo hacia la calle, en la provincia de Mendoza.

El caso, que conmovió a todo el país, dejó nuevamente el foco puesto en los problemas que la pirotecnia genera en muchas personas, además de en los animales.

El caso del joven de 19 años, Gonzalo Nehuén Sánchez sufrió una crisis alrededor de las 22 y corrió hacia el cruce de las calles Olascoaga y Laprida, de la Sexta Sección, donde fue embestido por un automóvil conducido por un hombre de 54 años.

Ante este suceso, desde Comodoro Rivadavia, el grupo "Comodoro TGD Padres TEA" lamentó lo ocurrido y planteó la necesidad urgente de una mayor concientización sobre los daños que sufren estas personas por los fuertes ruidos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!