BUENOS AIRES - Los procedimientos fueron diseñados siguiendo las recomendaciones de IATA (International Air Transport Association), ACI (Air Transport Council), OMS (Organización Mundial de la Salud) y el Ministerio de Salud de la Nación.

La empresa describe en un documento las medidas preventivas que se llevarán a adelante en cada una de las etapas del viaje, tanto en los aeropuertos como en vuelo.

Entre las medidas anunciadas se recomienda llegar temprano al aeropuerto y tener en cuenta todo lo vinculado a la prevención, y se informa que puede requerir más tiempo del habitual realizar el recorrido dentro de la estación aérea.

Advierten, además, que solo podrán entrar los pasajeros que tengan vuelos desde esa terminal y no estará permitido el acceso de acompañantes, en tanto que en la puerta de ingreso se controlará la temperatura.

El documento recuerda el uso obligatorio del barbijo o tapaboca en todo momento y recomienda llegar con el web check-in listo, pero si se realiza el check-in en el aeropuerto se debe respetar la distancia mínima de separación que indican las señales.

También sugiere viajar únicamente con un artículo personal a bordo ya que esto agilizará el embarque y desembarque y se minimizarán los movimientos dentro del aeropuerto.

Por otro lado, indica que estará permitido llevar en el equipaje de mano un alcohol en gel de hasta 100 ml y que el embarque se realizará por grupos reducidos y de las últimas filas hacia adelante.

En cuanto al vuelo en sí, solicita limitar al máximo el movimiento dentro del avión e informa que, por el momento, el material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos, así como también los servicios de comidas y bebidas en los vuelos de cabotaje y regional.

El texto advierte que en los vuelos internacionales, cuando tengan la habilitación para volver a operar, el servicio de alimentos y bebidas a bordo será limitado, ya que ofrecerán un menú de contingencia en bolsas individuales, compuesto por productos frescos e industrializados.

En cuanto a la aeronave, el personal especializado realizará el procedimiento de limpieza y desinfección antes y después de cada vuelo y las tareas se intensificarán en las zonas de alto contacto como asientos, apoya brazos, mesas rebatibles, cinturones de seguridad, pantallas y controles, así como en baños, cestos de residuos, carritos de transporte de comida y puertas.