CAPITAL FEDERAL - Un artículo de la revista científica The Lancet alertó en marzo pasado que la reapertura de las escuelas “si bien es imperativo para la educación, es probable que aumente la transmisión, con variantes más infecciosas y virulentas”.

Considera que “regresar a clases lo antes posible es imperativo para la educación, el desarrollo social y el bienestar físico y mental de los niños", pero advierte que "no es suficiente lo que se ha hecho para que las escuelas sean más seguras para estudiantes y personal”.

La publicación ejemplifica sobre lo ocurrido en el Reino Unido y asegura que “sin mitigaciones es probable que aumente la transmisión, esta vez con variantes más infecciosas y posiblemente más virulentas, lo que resultará en más bloqueos, cierres de escuelas y ausentismo”.

The Lancet aclaró que “el argumento de que las escuelas no contribuyen a la transmisión comunitaria y que el riesgo para los niños es muy pequeño significó que las mitigaciones en las escuelas hayan recibido poca prioridad”, y recalcó que “la evidencia citada para esos argumentos tiene serias limitaciones”.

“Los cierres de escuelas primarias y secundarias se han asociado con reducciones sustanciales a lo largo del tiempo en el número de reproducción efectiva en muchos países”, alertó The Lancet.

Con información de AM740