RAWSON - El director del Hospital de El Hoyo, Febo Sosa, advirtió que en algunos lugares el agua sale con olor a humo y alertó sobre la pérdida de calidad en el agua. Por la deficiencia en el acceso a este servicio público indicó que en la próxima semana esperan un aumento de casos de coronavirus.

Los incendios que consumieron miles de hectáreas de bosques y zonas urbanas en la cordillera durante los últimos días podrían tener como consecuencia un brote de covid-19.

En diálogo con Cadena Tiempo, Sosa advirtió que "no todo el pueblo tiene agua y es difícil pedirle a la gente que se lave las manos y tome las medidas de prevención. Abrimos la canilla del agua y sale olor a humo. Además, el agua trae sedimentos".

"Ahora hay un arduo trabajo de contención emocional. Acá todos nos conocemos, es muy duro. Sabemos que comienza un proceso largo", apuntó sobre la situación en la comarca según reseña Jornada, y agregó: "En cinco o seis horas el fuego arrasó con todo. Fue devastador"