ESQUEL (ADNSUR) - Adriel Conturso,  tiene 14 años,  y permanece internado en Buenos Aires tras recibir un  disparo en la cabeza con un aire comprimido en Esquel.  La hipótesis que se maneja es que se trató de un accidente doméstico cuando maniobraba el arma. 

La comunidad de Esquel sigue atentamente su evolución pidiendo a través de redes sociales cadenas de oración  por su pronta recuperación y con una campaña para juntar dinero  para  ayudar a los padres en el costo de estar fuera de su ciudad acompañando a su hijo.

La última buena noticia sobre su estado de salud la dio a  conocer en las últimas horas  su papá:  "Adrielito sigue establece con un poquito de neumonía por el respirador así que le han vuelto a dar medicamentos para bajar la fiebre ", escribió en un posteo.

Y explicó que por los contagios de coronavirus "nos han suspendido la visita por un posible covid para evitar el contagio.  A no bajar los brazos y a seguir pidiendo con más fuerza que nunca!  Paciencia hijito mio, paciencia", pidió el papá del adolescente.