COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil con el objetivo sensibilizar y concientizar,  además de resaltar la importancia del diagnóstico y tratamiento preciso.  En el marco del #Ciclo de entrevistas con profesionales de Clínica del Valle, la Dra. Florencia Gutiérrez , hematóloga y el Dr. Luis Cisneros, pediatra, hablaron con ADNSUR sobre el tratamiento en la ciudad.

"Nosotros tenemos en Clínica del Valle  hay pacientes con tumores y, sobre todo, leucemias. En el Hospital también hay pacientes con tratamiento por leucemia y tumores. Entre los dos centros tenemos 12 pacientes en tratamiento actual, sumando los pacientes que finalizaron su tratamiento, y están en seguimiento". Los más chicos tienen 3 años y los más grandes 16 y 17 años, contó la doctora. 

Desde hace un tiempo el tratamiento se hace en Comodoro Rivadavia sin la necesidad de que los pacientes sean derivados a Buenos Aires. "Otros tumores deben ser derivados a Buenos Aires por la complejidad que requieren, pero la mayoría se pueden tratar acá. Tenemos muy buen contacto con los hospitales de Buenos Aires, donde hacemos referencias y contra referencias", dijo en relación a que el tratamiento se hace en conjunto cuando los pacientes son diagnosticados en Buenos Aires y vuelven a la ciudad.

Por su parte, el médico pediatra Luis Cisneros indicó que si bien es patología muy importante y compleja, la incidencia que tiene es bastante baja. "Un pediatra de consultorio en gran caudal de pacientes que tiene es muy poca la incidencia de pacientes con cáncer", explicó. Sin embargo, dijo  hay que estar alerta sobre determinados síntomas, un cuadro que no evoluciona favorablemente , y por ende, se deben pedir los exámenes que corresponde y derivarlo oportunamente.

 "Hay varias cuestiones: primero y fundamental, un cuadro que no evoluciona como habitualmente tiene que evolucionar,  un síndrome febril prolongado y la aparición de ganglios, que son distintas tumoraciones que aparecen en distintas partes del cuerpo y que no tienen una causa específica. El hecho de dolores óseos, algo que salga de lo habitual, que al chico lo incapacita o lo despierta de noche, cefaleas; el abanico es muy amplio", reconoció el pediatra. "Lo que sale de lo habitual es lo que nos tiene que poner bajo sospecha", dijo.

SEÑALES DE ALARMA

 En tanto, la doctora explicó que "un nene que come y juega está bien.  "Ahora si vos ves que se  se despierta vomitando o le duele la cabeza, algo que le impide hacer las cosas habituales, son cosas que hay consultar al pediatra".

"Lamentablemente pasa porque tiene que pasar; no es que los papás que hagan algo mal. No es nada que se pueda evitar", manifestó sobre lo que suele suceder al momento de que los padres se enteran del diagnóstico.  

Una leucemia tiene una sobrevida de un 80 a 85 por ciento:  "Se pueden curar y le tratamos de dar la esperanza de eso" a las familias.

El doctor Luis Cisneros indicó que generalmente los tratamientos son largos donde "se necesita una familia fuerte" y por ello, el trabajo, más allá de que lo médico pasa por el doctor, también es importante el acompañamiento de la familia. "Hay mucha gente detrás del tratamiento de un nene con cáncer", aseguró. "Son pacientes totalmente distintos y familias totalmente distintas a otras. Lo que recibimos nosotros de evolución es lo que nos mantiene y nos hace que sigamos para adelante", concluyeron.