Una pareja de 33 y 35 años se convirtieron en abuelos en los últimos meses, y contaron la experiencia de salir a pasear con su nieta siendo tan jóvenes.

“La gente piensa que el bebé es nuestro hijo”, afirman Jenni Medlam y su esposo Richard, quienes el pasado mes de junio vivieron el nacimiento de su nieta Isla-May, hija de Charmaine.

Según relatan, Jenni quedó embarazada a los 16 años, y junto a su pareja decidieron tener al bebé, una situación que desencadenó en que hoy, cuando salen a pasear a su nieta, la gente se asombre al enterarse de su vínculo.

"Cuando salimos con Isla, todo el mundo asume que es hija mía y de Richard", afirmó la mujer en diálogo con The Mirror, previo a revelar que todo el mundo queda "atónico" al saber que son abuelos.

"La mayoría de la gente al principio no nos cree. Pero obviamente resulta entendible que la gente piense de esa manera porque apenas superamos los treinta años", dice.

Además, agregó que cuando su hija Charmaine les dijo que iba a ser madre ambos quedaron "realmente conmocionados".

"Si nos ponemos a pensar qué implica esta situación, se podría resumir muy fácilmente: significa que tienes más tiempo para amar a tu nieto. ¡E incluso podríamos tener bisnietos!", agrega además la jovial abuela.

Y cierra: "Sabía exactamente cómo se sentiría Charmaine al tener que decirle a su madre que estaba embarazada (...) Pero le dije que es su cuerpo y su decisión y que la apoyaría de cualquier manera".