CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una tatarabuela de 103 años llamada Jennie Stejna venció al coronavirus y lo celebró con una cerveza helada. La mujer fue la primera persona en contraer la enfermedad en la residencia de ancianos en la que vive, en la ciudad de Wilbraham, Massachusetts, Estados Unidos.

Su nieta, Shelley Gunn, asegura que su abuela, una emigrante polaca, es una gran luchadora. Cuando contrajo coronavirus pensaban que no iba a sobrevivir. 

Tras presentar los primeros síntomas, la anciana fue aislada en una habitación en donde estuvo tres semanas en cuarentena.

"Ella no entendía lo que sucedía; sólo sabía que se encontraba muy mal hasta el punto que empeoró". Incluso, desde el centro llamaron a la familia para despedirse de ella, según publicó Usa Today.

Pero sus fuerzas lograron superar a la enfermedad y la centenaria se recuperó. Como su familia les había confesado que la cerveza Bud Light bien helada era su favorita, y que hacía tiempo no la tomaba, en la residencia le ofrecieron una para celebrar por el éxito de su recuperación.

Según detalló Clarín, Stejna tiene dos hijos, tres nietos, cuatro bisnietos y tres tataranietos. Quedó viuda en 1992, cuando perdió a Teddy, que tenía 82 años, tras estar 54 años juntos.

"Le encantaba jugar el bingo, leer y tejer hasta que la artritis se lo impidió. Además es una fanática de los deportes", relató su nieta, que está muy agradecida por la recuperación.

En Massachusetts murieron 7.000 personas y en la residencia donde vive la tatarabuela todavía hay 33 personas contagiadas.