Rudy’s Vegan Butcher está ubicada en el distrito londinense de Islington y es la primera carnicería permanente basada en plantas. El nuevo negocio opera desde una de las áreas más gentrificadas de Islington, hogar de ex primeros ministros, actores y autores. La apertura se dio el Día Mundial del Vegano, celebrado el 1 de noviembre. Ese primer día de ventas resultó en enormes filas y la tienda agotó su inventario.

Sin embargo, no todos fueron tan acogedores con el nuevo emprendimiento en la calle principal del distrito, algunos sugirieron que no era más que una verdulería y otros lo describieron como ridículo. Pero no se puede negar que Rudy’s lo ha hecho bien y reporta ventas continuas y enérgicas.

A post shared by Rudy's Vegan Diner (@rudysdvd)

El nuevo emprendimiento sigue los pasos de Rudy’s Vegan Diner, un restaurante que ha estado en funcionamiento en el vecino distrito de Camden desde 2018. Además de su propia gama vegana, la carnicería también ofrece algunos de los platos favoritos del restaurante.

QUÉ HAY EN ESTA CARNICERÍA 

Su gama incluye pastrami, hamburguesas, salsas de queso y chili sin carne. Del menú del restaurante se encuentran las costillas, la ensalada de langosta, las albóndigas, el paté de pollo y el cerdo desmenuzado a la barbacoa, todo de origen vegetal. Para cualquiera que esté pensando en Navidad, la tienda también ofrece pavo asado.

El día de la inauguración, la carnicería celebró regalando libras de tocino vegano gratis y, para aquellos que no pueden comprar en persona en todo el país, también hay servicios de envío a domicilio. Tanto en la tienda física como en el servicio en línea, los productos se agotaron el primer día de actividad.

Todos los productos que se venden en la carnicería son creaciones propias, inventados por el chef y copropietario Matthew Foster. Foster ha trabajado en cocinas desde los 14 años, incluso en establecimientos de cinco estrellas en todo el mundo, y hasta ha atendido a la realeza. La carne, sin embargo, no ha sido parte de su menú durante varios años y esto resultó en que él veganizara sus comidas favoritas: probando, experimentando y redefiniendo los límites de los alimentos a base de plantas.

Hay planes en marcha para expandir aún más Rudy’s, y solo el tiempo dirá si la carnicería es simplemente un destello en la sartén aceitada con vegetales o si se labra un nicho duradero, pero el momento de la apertura no podría haber sido mejor.

Un estudio publicado a principios de este año por la empresa de investigación de mercado Mintel encontró que, desde el surgimiento de la pandemia de COVID-19, las dietas veganas se han vuelto más atractivas para el 12% de los ciudadanos del Reino Unido, mientras que en Londres esa cifra ha aumentado al 22%.