Este martes, docentes de la escuela 7717 se movilizaron por los importantes problemas edilicios de ese establecimiento y el pedido de un nuevo edificio para el barrio Stella Maris.

Allí maestros, padres y alumnos de la escuela de Stella Maris realizaron un abrazo simbólico. Miguel Fredes, docente del establecimiento, habló con ADNSUR y señaló: "esto forma parte de un paso más de un reclamo histórico del barrio, para tener un edificio secundario propio".

"En un primer momento se había licitado el terreno, se hizo la planificación y los tiempos de construcción pero luego fue suspendido", agregó.

Asimismo, afirmó que "tiempo mas tarde se hizo una nueva licitación y todo quedó en promesas de que algún momento se haría la construcción del edificio".

El reclamo se retoma por el respaldo de una comunidad que busca el beneficio educativo del barrio y sus hijos. "Esto le haría muy bien a Stella Maris, porque ha crecido el barrio y aumentado la matrícula en la escuelo", sostuvo Fredes.